FAMILIA Y NIÑOS

Este hombre ayudó a una madre desesperada en un avión para que sus hijos dejaran de llorar

Date May 11, 2018 18:09

Muchas de nosotras hemos encontrado niños gritando durante un vuelo. Mientras que la mayoría de la gente podría considerarlos molestos y algunos podrían llegar a exigir un cambio de asiento, un hombre mostró un raro acto de bondad y generosidad en un vuelo y ayudó a una madre a calmar a sus hijos cuando estaban haciendo berrinches.

Jessica Rudeen, una madre de 34 años de Arkansas, Estados Unidos, llevó a sus dos hijos en un vuelo de Wilmington a Carolina del Norte (también en Estados Unidos). La madre contó que había tenido algunos problemas mientras pasaba por la seguridad del aeropuerto con sus hijos y, como resultado, no tuvo tiempo de alimentar a su bebé de 4 meses, Alexander, antes de que tuvieran que abordar el avión.

 

Alexander comenzó a gritar en sus brazos mientras abordaban y, cuando llegaron a sus asientos en la parte trasera del avión, la hija de 3 años de Rudeen, Caroline, también comenzó a llorar. Así relató los hechos:

Una vez que le pedí que se sentara, empezó a ponerse nerviosa, asustada y se convirtió en una crisis total. Intenté todo lo que pude para convencerla de que se sentara, pero empezó a gritar, ¡No quiero ir, quiero bajar del avión!


Mientras los dos hijos de Rudeen lloraban, el hombre que estaba sentado junto a la madre se ofreció a abrazar a su bebé. Todd Walker, de 51 años, trabaja en una empresa maderera en Kansas City y viajaba a Wilmington en una visita de rutina a la fábrica de importación de su empresa.

 

Quizá te interese: 5 Ejemplos de bondad y gentileza mostrados por oficiales de policía a las personas sin hogar

El padre de dos hijos dijo que acababa de acomodarse para el vuelo cuando oyó una conmoción cerca. Estas fueron sus palabras:

Honestamente, no tenía ni idea de lo que estaba pasando. Entonces vi a una mamá que viene a la vuelta de la esquina y tiene unos ojos gigantes que están llenos de miedo. Sus hijos están cansados, enojados y estresados. Fue cuando me ofrecí a ayudarla.

 


Al parecer, Alexander y el señor se llevaron muy bien, una vez se lo regresó a su madre para que lo alimentara y viera su programa de televisión favorito, el bebé estaba mucho más tranquilo. Rudden escribió lo siguiente en su cuenta de Facebook:

Este hombre me mostró una bondad y compasión que nunca había conocido de otra persona. Estoy impresionado por la mano de Dios en esto porque podríamos haber estado junto a cualquiera, pero estábamos sentados junto a uno de los hombres más amables que he conocido en mi vida.

Inicialmente, compartió la publicación en Facebook porque quería encontrar a Walker para mantenerse en contacto. Rudeen sabía que Walker vivía en Kansas City y que su hijo mayor asistía a la universidad en Arkansas, por lo que estaba segura de que alguien de su grupo de amigos lo conocería.

Para su sorpresa, el mensaje de Facebook se volvió viral, con miles de reacciones y comentarios y, apenas tres horas después de compartir su post, pudo volver a conectarse con Walker, quien le respondió:

La bondad está en todas partes y creo que a veces se pasa por alto debido al lado negativo de la vida.

En definitiva, esta historia llena de solidaridad entre dos desconocidos es maravillosa y sirve de ejemplo para muchas personas en el mundo, para que sean testigos de que es posible cambiar el día de alguien con un pequeño gesto.

Fuente: This is insider

Quizá te interese: La bondad sí existe y estas diez fotografías despejarán cualquier duda de tu mente…