VIDA REAL

Ellas son las “gemelas milagrosas”: una cirugía las separó a los 6 meses y así lucen 12 años después

Fecha 18 de mayo de 2018

Los médicos de Minnesota, Estados Unidos, las llamaban "gemelas milagro"; pues nacieron unidas por el pecho. Ahora, las gemelas Carlsen están celebrando 12 años de vivir sus propias vidas y tienen mucho por contar.

Abigail e Isabelle fueron separadas con éxito por un equipo de cirujanos de la Clínica Mayo ubicada en Minnesota cuando tenían seis meses de edad. Ahora, están en cuarto grado y viven en Mandan, Dakota del Norte.

Su historia médica captó la atención mundial en la época. En la actualidad, son dos hermanas que comparten una vibra muy contagiosa y aseguran que no son tan parecidas como la gente cree, estas fueron sus palabras:

Cada noche nos miramos en el espejo de nuestra habitación y decimos ¿cómo nos confunde la gente?

Isabelle y Abby pasaron sus primeros seis meses en una habitación de un hospital de Minnesota. Estaban unidas desde el pecho hasta el estómago al nacer. El corazón de Isabelle estaba más en el pecho de Abby y otros órganos estaban juntos.

El equipo médico asignado a este caso se entrenó durante meses para la cirugía de separación. Se podría decir que esta intervención fue un maratón completo; pues el 12 de mayo de 2006, la operación duró 12 horas y requirió de 17 cirujanos.


Dos semanas después, pasaron todas las pruebas médicas y pudieron ser dadas de alta, así que se fueron a su casa en Dakota del Norte como dos personas completamente diferentes. Luego de 12 años, sus padres las han visto convertirse en unas niñas risueñas. A ambas les gusta la gimnasia, la ropa nueva y competir por todo.

Sus padres, Jesse y Amy Carlsen, aseguran que las chicas siempre tratan de hacer mostrar sus diferencias:

No quieren ser confundidas, para ellas es importante mostrar que son individuos completamente distintos.

 

Quizá te interese: Aunque pareciera una fotografía trucada, lo cierto es que son dos gemelos idénticos o monocigóticos

En sus aulas, las Carlsen son simplemente Isabelle y Abby. Por ello, su maestra, Tiffany Moos, dice que son dos chicas que compiten mucho, pero que tienen grandes cualidades:

Me cuesta creer lo sanas que están, nada las detiene. Académicamente están en un nivel avanzado y socialmente son amigas de todo el mundo.


Las chicas aseguran que son muy unidas y aún dan sutiles señales del tiempo que pasaron juntas:

En el centro comercial, nos gusta agarrarnos de las manos. Es raro, pero es así.

 

Hasta hace unos años, las niñas llevaban ropa protectora en el pecho. Esta medida de precaución era más importante para Isabelle que sólo tenía una fina capa de piel sobre su corazón. Sin embargo, esto ya es un problema del pasado gracias a un nuevo dispositivo de protección con el que cuenta la niña.

Las chicas están estupendamente bien, pero regresan a la Clínica Mayo cada dos años sólo para asegurarse de que no ha pasado nada extraordinario.

 

En definitiva, estas chicas son un caso magistral de que la fe y la ciencia pueden ir de la mano para lograr un futuro mejor en todos aquellos que necesitan de un “milagro” para sobrevivir.

Fuente: CBS News

Quizá te interese: Después de 21 horas de cirugía, estas gemelas siamesas fueron exitosamente separadas