ESTILO DE VIDA

Una leyenda inmortal: los misterios del fatídico accidente que arrebató la vida a Pedro Infante

Date November 20, 2019 22:00

Con una carrera prominente en la que alcanzó a filmar más de 60 películas en casi 20 años, Pedro Infante logró ganarse el amor de todo un país por generaciones gracias a su trabajo, pero también con su deceso fatídico que conmocionó a todo México.


El accidente aéreo que le arrebató la vida el 15 de abril de 1957 sigue siendo uno de los acontecimientos más lamentables en el mundo del espectáculo, tanto así, que al pasar de las décadas, muchos se han negado a aceptar que Infante perdió la vida de forma tan trágica, y fue así como nació la leyenda.


Accidente o montaje.

La versión oficial dice que no quedó nada de los cuerpos, por lo que solo se pudo reconocer a Infante por un brazalete de oro y una placa que llevaba en el cráneo por otro incidente aéreo, pero como jamás circularon fotografías de los restos, muchos comenzaron a creer que en realidad seguía vivo.

Algunas teorías afirman que se mandó terminar con la vida del ídolo por conflictos de política, pero los contratistas, asustados de terminar con Pedro, prefirieron hacer creer que no había quedado nada de él con un accidente aéreo, cuando en realidad, lo retuvieron en contra de su voluntad para alejarlo de la ira de quien mando acabar con el intérprete.

Otros dicen que o bien sobrevivió al incidente o solo fue un montaje para poder retirarse de la vida pública, pues como se encontraba en su mayor apogeo, la fama podría haberlo hostigado al punto de querer desaparecer sin aviso para volver a sus orígenes humildes.

Pedro Infante ¿vivo?

Muchos se aferraron a la idea de que Infante seguía con vida con tal fuerza, que incluso se aseveraba había ido a vivir a Chihuahua donde adoptó los apellidos Hurtado Borjón para pasar desapercibido, aunque tiempo después, apareció un hombre mayor con un físico y voz muy similares, quien llevaba el nombre de Antonio Pedro.

El señor conquistó corazones a su paso, pues jamás desmintió ser Pedro Infante, aunque a la fecha, no se sabe si solo lo hizo para conservar su fama o si en verdad era el Ídolo de México; sin embargo, tras el fallecimiento de Antonio Pedro en 2014, cientos de fanáticos se reúnen cada año alrededor de su sepulcro, con la idea de honrar la memoria de Infante.

La leyenda sigue.

Ya sea que Pedro perdió la vida como se afirma en el accidente aéreo o décadas después bajo la identidad de Antonio Pedro, su nombre se ha convertido en una leyenda viva que ha dado paso a mitos, como sus supuestas “apariciones” en los Estudios Churubusco, pero también ha logrado que se hagan una infinidad de homenajes en su honor.

Al final, si Pedro Infante vivió 40 o 100 años, el amor de su público seguirá intacto, pues con su trabajo ha logrado consagrar un legado impresionante que ningún mito ni leyenda podrá igualar.