ESTILO DE VIDA

Lleno de amor y melancolía, Mijares reveló por primera vez la historia de su romance con Lucero

Date November 29, 2019 23:52

Por casi dos décadas, Lucero y Manuel Mijares fueron una de las parejas preferidas de la farándula, pues el amor que los unía era evidente aún a la distancia y aunque terminaron separados, el tiempo que compartieron lo usaron para escribir una de las historias de amor más hermosas que se hayan visto.

Todavía es recordada por muchos la boda espectacular en el Colegio de las Vizcaínas que fue televisada, siguiendo los pasos del enlace entre Biby Gaytán y Eduardo Capetillo, pero aunque a partir de ese momento el resto de su matrimonio es bien conocido, poco se sabía sobre el romance detrás del gran día.

Años después de perder a Lucero, Mijares contó por primera vez durante una entrevista, la forma en que surgió el amor entre los dos, pues contrario a lo que podría parecer, al intérprete le costó trabajo ganarse el corazón de su amada, a quien conoció en 1987, cuando protagonizaron Escápate conmigo:

Ahí salíamos, pero ella estaba muy chiquita y aparte yo estaba dándole vuelo a la hilacha con el tema de trabajo, de hacer promoción. Según ella no la pelé y se enojó, entonces nos dejamos de ver y de hablar…


Después del primer fracaso, Mijares creyó que el tiempo había jugado a su favor, pero todavía no llegaba su momento de conquistar a la Novia de América:

De repente ella ya creció y yo dije ‘caray’ y ahí empezamos a salir y a ella la invitamos a hacer un dueto. Muy a regañadientes fue a hacer el dueto porque ella estaba también vuelta loca porque estaba haciendo una novela y estaba muy cansada… me da su teléfono, empezamos a hablar y de repente no me contestaba y no me contestaba y dije ‘no entiendo, pues si yo le gustaba’…

Rendido, Manuel pensó que no volvería a cruzarse en su camino con la mujer de su vida; sin embargo, la tercera era la vencida:

Un día en Guadalajara ella cantaba en el palenque y yo cantaba ese mismo día en Guadalajara, pero en una boda. Llegamos al mismo hotel, curiosamente, y ya, ahí empezamos…

Aunque los años los llevaron al divorcio, su cariño logró prevalecer ante las diferencias para forjar una amistad inigualable, que les permite seguir compartiendo los momentos más importantes en familia, sin tener que pelear por sus hijos, como sucede en la mayoría de las separaciones, por lo que a pesar de la distancia, siguen siendo casi tan unidos como el primer día que iniciaron su amor.