ESTILO DE VIDA

A casi un año de su terrible infarto, Iker Casillas envía emotivo mensaje a quienes le salvaron la vida

Date January 13, 2020 19:19

El 2019 fue un año inolvidable para Iker Casillas, quien, con tan solo 38 años, fue hospitalizado de urgencia en mayo tras haber sufrido un terrible infarto durante una rutina de entrenamiento con su equipo. El portero español fue trasladado al hospital São João de Porto de inmediato, en donde pudieron regular su condición y darle una segunda oportunidad en la vida.

Su mensaje de agradecimiento.

Iker no tuvo un año sencillo y su estado de salud aún tiene a muchos de sus fans preocupados. Sin embargo, el futbolista está mejor que nunca y, a pesar de que ya han pasado unos cuantos meses desde aquél terrible momento, Casillas aún no se olvida de todo el amor y el apoyo que recibió en aquel hospital.

De hecho, a través de las redes sociales, Iker no perdió la oportunidad de compartir un hermoso y emotivo mensaje en el que dejó plasmado todo su agradecimiento para los médicos y enfermeros que le salvaron la vida.

El peor verano de todos.

Tras el infarto, Iker debió guardar reposo durante muchos meses e, incluso, no tuvo más opción que alejarse de los entrenamientos y los partidos hasta que su cuerpo estuviera de nuevo en condiciones. Sin embargo, no fue la única noticia que destruyó su año, pues su pareja, Sara Carbonero, también luchaba por su vida.

Tan solo un mes después del infarto de Iker, la periodista fue diagnosticada con cáncer de ovario y tuvo que ser hospitalizada de urgencia para iniciar los tratamientos necesarios que pudieran eliminar el tumor de su cuerpo.

Por fortuna, Iker y Sara lograron sobrevivir a esta horrible pesadilla y, gracias al amor que los une, pudieron derribar todos los obstáculos que se interpusieron en sus caminos. No cabe duda de que el año pasado dejó una gran cicatriz en sus vidas, pero este nuevo ciclo llegó para llenarlos de nuevas y bellas oportunidades. Sin duda, son una de las parejas más fuertes y luchadoras del mundo, ¿no lo crees?