ESTILO DE VIDA

“Un pico, un flash y a descansar para siempre”: el trágico final en la vida de José Luis Manzano

Date November 12, 2019 21:17

José Luis Manzano fue un célebre actor de los años ochentas que pasó de ser un simple cargador sin estudios, a una estrella de las películas y la inspiración de director Eloy de la Iglesia. No por nada protagonizó grandes filmes como Navajeras, Colegas, El Pico, El Pico 2 y La estanquera de Vallecas.

Siendo de esa manera que José Luis Manzano, actor primerizo y sin experiencia, demostró tener un inmenso talento que cautivaría el corazón de miles.

La trágica vida del actor.

Desafortunadamente, la gloria y la fama le durarían poco a esta joven promesa del cine ya que la vida con Eloy lo llevaría por caminos sinuosos que más que fortalecerlo como pretendía el director, acabaron por mostrarle un mundo lleno de excesos y decadencia que no podría controlar.

De hecho, la situación de José Luis llegó a tal extremo que cuando vivía en el departameno de Eloy, este terminó por expulsarlo de su hogar, provocándose a sí mismo el exilio del mundo cinematográfico y orillando al actor a terminar en la cárcel durante 18 meses en 1991.

Como si fuera poco, después de tantos excesos y al salir de su condena, José Luis decidió despedirse de Eloy avisándole que se mudaría a Sevilla para buscar trabajo, cuando en realidad se presume que el propio actor decidió terminar con su vida a los 30 años de edad de la misma forma que describió su personaje en El pico 2:

“Un pico, un flash y, ¡ala!, a descansar para siempre”.

El legado de José Luis.

José Luis Manzano se convirtió en una leyenda del cine español quinqui, donde se retrata de manera cruda y fría la situación de la población tras la crisis del petróleo del 73 y la incertidumbre política después de la caída de Franco, situaciones que se mezclan a la perfección con la ficción del género.

Sin duda la pérdida abrupta de José Luis fue una de las noticias más trágicas para el cine, pero su legado quedará guardado para siempre.