ENTRETENIMIENTO

Con la voz entrecortada, Ferdinando Valencia dio sus primeras palabras tras la muerte de su bebé

Date August 5, 2019 22:28

Luego de pelear día y noche por su vida a lo largo de 100 días, Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman tuvieron que despedirse definitivamente de su mellizo Dante el 3 de agosto, cuando el bebé perdió la lucha que había llevado contra la meningitis casi desde su nacimiento.

Con mensajes desoladores en los que le expresan todo su amor y sus últimas palabras para Dante, el matrimonio anunció por medio de redes sociales la pérdida de su pequeño de tres meses.

Después invitaron a familiares y seres queridos a reunirse en Colima, la ciudad natal de Ferdinando, donde le dieron el adiós definitivo a su bebé con una ceremonia religiosa que esperaban les ayudara a encontrar consuelo tras la pérdida de su pequeñito.

Entre lágrimas y con la voz entrecortada, Ferdinando expresó su agradecimiento a los asistentes mientras despedía al bebé que apenas y pudo disfrutar antes de que tuviera que partir de su lado tan pronto.

Acompañado siempre de Brenda y de su hija mayor, el actor logró mantener la compostura con mucho esfuerzo luego de haber sufrido por meses la enfermedad que terminó por llevarse la vida de su bebito.

Las imágenes de este último adiós que le regalaron a Dante son desoladoras, sin embargo, la pareja encontró consuelo en las palabras de la misa, al confiar en que su pequeño ahora se encuentra en un lugar mejor, donde ya no sufrirá más.

Aunque esta es una pérdida trágica, la entereza que ha mostrado Brenda a lo largo de la pelea de Dante le ha ganado algunas críticas, pues muchos han confundido su fortaleza con frialdad. No obstante, debe estar tan destrozada como Ferdinando, pero conservando el semblante mientras las cámaras están sobre ellos.

El dolor que deben estar sintiendo Brenda y Ferdinando ha de ser incomparable, sin embargo, tienen una familia unida y a Tadeo, el mellizo de Dante que ahora deberá crecer sin un compañero de juego, pero con unos padres que harán todo para procurar su bienestar y hacer que por más que pase el tiempo, la memoria de Dante permanezca intacta para todos los que tuvieron la fortuna de amarlo durante el poco tiempo que alcanzó a vivir.