ENTRETENIMIENTO

Ferdinando Valencia confiesa el gesto desgarrador que tuvo su bebé con él antes de morir

Date August 8, 2019 00:15

A días del fallecimiento de su pequeño hijo, Ferdinando Valencia reunió fuerzas para poder compartir con todos sus fans cómo él y su esposa vivieron los últimos momentos junto a su pequeño. A través de un video en su cuenta de YouTube, los artistas revelaron lo difícil que fue mantener las esperanzas durante todo este tiempo.

Ferdinando y Brenda tuvieron que tomar decisiones realmente dolorosas, pero cruciales, para poder ayudar a su hijo, pues llegaron a la instancia de firmar un documento que autorizaba a los médicos a imputar la pierna de su bebé, dado que este tenía un coágulo de sangre alojado allí.

Sin embargo, la situación de Dante había llegado a un punto crítico. Su estado de salud empeoraba y los sangrados no cesaban. Los médicos, por lo tanto, invitaron a los padres a visitar la sala por última vez para poder despedirse de su hijo. Durante una entrevista para TVNotas, Ferdinando compartió con su público las últimas palabras que le dijo a su mellizo:

Le dijimos que tomara una decisión, que, si quería estar aquí con nosotros, que hablara con Dios, pero que, si quería partir con él, que fuera y que estuviera en paz, que nosotros no íbamos a dejar de amarlo y que tarde o temprano lo llegaríamos a ver.

Debido a que le habían amputado su pierna días atrás, Dante estaba completamente sedado, pero, aun así, fue capaz de oír las palabras de amor de su padre. El pequeño, antes de partir, se despidió de sus papis de una manera muy hermosa.

Un minuto antes de dejarnos, abrió los ojitos, me miró a los ojos, después a su mami y segundos después partió, para nosotros eso fue una despedida.

Ferdinando y Brenda lucharon día y noche para ver a su niño sano y salvo una vez más, pero no sucedió así. Tras el fallecimiento de Dante, los artistas publicaron un video en YouTube para compartir, una vez más, imágenes de su bebé y cómo fueron los últimos días a su lado.

Dante, sin duda alguna, fue un gran guerrero. Luchó lo mejor que pudo para seguir con vida, pero, por desgracia, perdió la batalla. Sus padres lo atesorarán, por siempre, en su corazón y solo el tiempo será capaz de sanar esta gran herida que dejó la partida de su primogénito.