ENTRETENIMIENTO

Dante, hijo de Ferdinando Valencia, sólo vivió 3 meses, pero batalló por su vida como un guerrero

Date August 5, 2019 21:30

Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman pasaron de compartir una gran noticia a darle el último adiós a su bebé en tan sólo unos meses. El pequeño Dante estuvo en este mundo por tres meses y tuvo una vida muy complicada.

La gran noticia.

En enero, Ferdinando y su esposa compartieron con todos sus seguidores que estaban esperando a sus primeros hijos. La pareja informó a través de su cuenta de Instagram que próximamente su familia crecería con la llegada de los mellizos.

Compartían todo momento.

Ferdinando y Brenda estaban muy emocionados porque iban a ser papás y compartían cada detalle del embarazo. Las cuentas de Instagram de la pareja se convirtieron en un albúm de imagenes muy divertidas, sesiones fotográficas y ultrasonidos. Ferdinando y Brenda querían recordar el momento por siempre e involucrar a sus seguidores en la linda etapa.

Inician las complicaciones.

El embarazo de Brenda Kellerman no fue sencillo. Faltaban sólo unos meses para la llegada de los bebés cuando la pareja anunció que se habían presentado complicaciones. Brenda tenía dolores de cabeza, alteraciones en la presión sanguínea y vómitos, por ello, Ferdinando llevó a su esposa al hospital.

El diagnóstico de Brenda era poco favorable, pues los doctores le dijeron a la modelo que existía el riesgo de un parto prematuro. Los mellizos aún no tenían bien desarrollados sus pulmones y Brenda se tuvo que someter a un tratamiento para aplazar el parto y lograr que los pulmones de sus bebés estuvieran listos para el nacimiento.

El nacimiento y las complicaciones.

El 24 de abril, Ferdinando y Brenda compartieron con el público que sus mellizos ya habían nacido. La pareja estaba muy emocionada porque al fin tenían a sus hijos, Dante y Tadeo, en brazos y no podían esperar a llegar a casa e iniciar su vida como padres.

Desde el inicio, la salud de Dante era delicada. Brenda relató que su bebé estaba en cuidados intensivos por problemas en la sangre y en los niveles de bilirrubina. Dante salió del hospital unos días después y pudo ir a casa con su hermanito y sus amorosos padres.

A los pocos días de haber llegado a casa, Dante empezó a convulsionarse y Ferdinando lo llevó al hospital. Los doctores tenían un mal diagnóstico: el bebé presentaba meningitis; es decir, una inflamación en el cerebro causada por una bacteria. En esa ocasión, Dante salió pronto del hospital, pero recayó y tuvo que ser internado el 26 de junio.

La salud de Dante era muy delicada y Ferdinando pidió una cadena de oraciones; además, inició una recaudación de fondos para poder pagar los gastos del hospital y ayudar a otros niños con meningitis. La inflamación en el cerebro le trajo graves consecuencias a Dante, pues el bebé presentó: hidrocefalia, problemas cardíacos y de riñones, y neumonía.

El triste desenlace.

El 2 de agosto, Ferdinando pidió urgentemente donadores de sangre para su bebé y al día siguiente dio una mala noticia: Dante había fallecido. El 3 de agosto, Ferdinando y Brenda utilizaron sus redes para anunciar que su bebé no pudo resistir las enfermedades. Aunque Dante sólo estuvo tres meses con su familia, sus padres lo recordarán por siempre y agradecieron la oportunidad de tenerlo entre sus brazos.

El último adiós.

Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman le dieron el último adiós a su hijo el 4 de agosto en una misa de cuerpo presente a la que acudieron familiares y amigos. La ceremonia se llevó a cabo en Colima. La pareja agradeció a todos por las muestras de cariño y apoyo que han recibido durante todo el proceso.

Ningún padre está preparado para perder a un hijo. Ferdinando y Brenda estaban muy emocionados cuando supieron que estaban esperando a unos mellizos. En pocos meses, la felicidad se transformó en una terrible pérdida. Esperemos que Ferdinando y Brenda encuentren pronto la fuerza que necesitan para seguir adelante.