ENTRETENIMIENTO

De actriz en TV a peluquera de perros: Laura Flores ahora está a cargo de una estética canina

Date October 11, 2019 19:53

La industria del entretenimiento en México ya no es la misma que hace una década y, por este motivo, muchos actores perdieron sus trabajos y sus jugosos contratos de exclusividad con Televisa. Una de ellas fue la entrañable Laura Flores, quien es una de las actrices más destacadas del país.

Desde hace unos años, Laura se mudó a Florida donde lleva una vida más tranquila y alejada de los escenarios. Sin embargo, al perder el contrato que tenía con la televisora, tuvo que buscar la manera de salir adelante así que emprendió un negocio, una estética canina para ser exactos.

Aprendió desde cero el oficio.

De acuerdo con People en Español, la actriz ha aprendido el oficio y es muy feliz atendiendo a sus clientes peludos, ya que ella misma les corta el pelo y los baña. Esto fue lo que dijo en entrevista:

Si bien tengo toda la libertad del mundo no ha sido fácil porque cuando te acostumbras a un cheque al mes, te acostumbras a un cheque al mes. Pero bueno simplemente sales de tu zona de confort, te pones las pilas y te pones a ser más creativo. De alguna manera tengo que aceptar que el móvil de poner mi spa como groomer es esto de decir ‘bueno tengo que poner un negocio, tengo que hacer algo por mí misma.

A Laura no le da pena decir que también es estilista canina pues, de hecho, ella misma ha compartido una serie de fotos y videos en su spa, al lado de los perritos que la visitan día a día.

Yo soy quien toma las tijeras y les corto el pelo. Ese el principio de mi negocio, mi peluquería canina que se llama Laura Flores&Jojos Grooming. Yo soy quien hace el trabajo. Me encanta hacerlo. Ahora, cuando mis compromisos profesionales me llaman la peluquería no se detiene. Gracias a Dios tengo excelentes colegas a los que les llamo y hacen el trabajo.

Una pérdida la inspiró.

Su negocio es ahora su prioridad y, la mexicana comentó a la revista antes citada, que la idea surgió luego de perder a su querido compañero peludo Jojos, un golden retriever.

Cuando se fue lloré mucho y estuve muy triste y de pronto, pasados unos 5 meses, me surge la idea. Yo quería hacer las cosas bien así que entré a una escuela de peluquería canina que lleva 40 años en Hollywood Florida, Merryfield Grooming School, y ahí estudié y me preparé y me sigo preparando porque quiero ser una buena peluquera. Tuve que empezar de cero porque yo no sabía ni tomar las tijeras.

A pesar de que la situación en el medio artístico no ha sido fácil para ella últimamente, Flores ha sabido cómo salir adelante y hoy dirige un negocio que, además de retribuir económicamente, le llena el corazón.