CELEBRIDADES

James Hewitt: La triste cuesta abajo en la vida del polémico examante de la princesa Diana

Date July 13, 2018 20:56

James Hewitt combatió en un tanque en la Guerra del Golfo y, a lo largo de su vida, se destacó por ser un muy buen jugador de polo; sin embargo, al escuchar su nombre, lo único que viene a la mente del público es su escandalosa relación con la princesa Diana de Gales cuando aún estaba casada con Carlos de Inglaterra. Sin importar qué otros aspectos de su vida sean relevantes, la fama llegó a la vida de Hewitt de la mano de este tórrido romance.

A finales de los años 80, el jinete pelirrojo, para entonces muy apuesto, tuvo una relación adúltera con la querida “Princesa de Corazones”. Mientras el príncipe Carlos se dedicaba a su relación extramatrimonial con Camila Parker-Bowles, Diana encontraba consuelo en los brazos del exoficial. No obstante, su amorío se mantuvo en completo secreto hasta que la misma princesa lo admitió ante el mundo por medios de las cámaras de la BBC en una escandalosa y reveladora entrevista.

El romance entre la princesa y el jinete había terminado en el año 1991, cuando, oportunamente, lo enviaron a la guerra. Desde ese momento, la vida de Hewitt sólo conoció el camino en descenso y sufrió varias malas rachas durante los siguientes años. La ruina llegó de la mano de varios negocios improductivos, entre ellos un bar en Marbella, además de sus problemas con las drogas y el alcohol.

Embed from Getty Images

Quizá te interese: Al fin se revelan las evidencias: el príncipe Enrique no es hijo de Lady Di con James Hewitt

James Hewitt es el tipo de hombre que se niega a envejecer; conserva su gusto por la ropa de clase y no ha perdido su porte de caballero, pero aún vive en un apartamento bastante modesto en compañía de su madre, ubicado al suroeste de Inglaterra. Pero las desgracias del hombre no acaban ahí, pues a todo esto se les suman sus problemas de salud.

 

Una publicación compartida de ZEEblitz (@zee_blitz) el

A finales del mes de marzo, Hewitt casi pierda la vida a causa de un infarto y un derrame cerebral sufridos en el interior de su domicilio. El exoficial fue intervenido de urgencias y duró unas cuantas semanas en el hospital antes de poder recibir el alta médica. Se dice que James ya tenía problemas de salud antes del ataque y ya esperaba turno en la lista para poder consultarse con un especialista de la sanidad pública.

Embed from Getty Images

La verdad es que Hewitt ya no es el hombre que solía ser antes y la gente lo sigue recordando únicamente por su romance con la princesa y por el rumor que se produjo más adelante sobre su posible paternidad del príncipe Enrique. Sin embargo, el mismo James lo ha negado tajantemente. Lo que sí ha admitido es el gran afecto que llegó a sentir por la fallecida Lady Di.

No me arrepiento. Hubo algunas cosas que no estuvieron bien, pero no todo. Creo que era bastante fácil enamorarse de ella, así que puede perdonárseme por eso.

No obstante, eso no evitó que intentase lucrarse fuertemente con la memoria de la princesa. En el año 2003, fracasó al querer vender 64 cartas de amor que Diana le había enviado en su momento, pues la cantidad millonaria que pedía por ellas no convenció a ninguno de sus posibles compradores.

Embed from Getty Images

En general, su vida estuvo marcada por el fracaso, se postuló tres veces para el cargo de comandante y lo rechazaron, aunque finalmente alcanzó ese grado militar cuando se retiró. Montó un circuito de golf, pero tampoco funcionó y quebró. Más adelante, participó en programas de televisión mediocres dedicas a humillar a los famosos de poca mota. En el 2004, lo arrestaron junto a una periodista de CNN por estar ebrio y drogado, además le retiraron su licencia de armas. En el año 2009, probó suerte con su bar que terminó cerrando en el 2013.

gettyimages

Muchos afirman que la vida del jinete se vino abajo luego de su ruptura con la princesa Diana, la cual lo sumió en una fuerte depresión. De hecho, su tristeza era tal que consideró suicidarse en un viaje que hizo a Francia, pero su madre al final viajó con él y no sucedió.

Sin duda, nadie pensaría que la vida de este hombre terminaría así, tal parece que nada queda de aquel joven apuesto que se robó el corazón de la recordada princesa... ¡la vida da sus giros y no nos queda nada más que girar con ella!

Fuente: ABC

Quizá te interese: La traición del amor: James Hewitt se atrevió a vender las cartas que la princesa Diana le envió