CELEBRIDADES

La traición del amor: James Hewitt se atrevió a vender las cartas que la princesa Diana le envió

Date July 7, 2018 04:00

Es difícil pensar en una manera más repugnante de traicionar la confianza que vender cartas personales enviadas en total confidencialidad de una persona a otra. Sin embargo, esto no parece limitar al hombre de esta historia: James Hewitt, el examante de la fallecida princesa Diana.

Embed from Getty Images

De acuerdo con las informaciones suministradas, Hewitt se resgistró en una subasta para vender una colección de cartas y tarjetas que recibió de la siempre recordada princesa Diana y su hijo mayor, el príncipe Guillermo. Según los datos, James esperaba recibir por tan valiosas piezas una suma de alrededor de 150.000 dólares.

Embed from Getty Images

Algunos amigos cercanos a Hewitt quisieron defenderlo ante los medios y sostuvieron en varias declaraciones que el hombre nunca estuvo interesado en venderlos, sino que simplemente quería una tasación de su valor. Una de las fuentes sostuvo lo siguiente:

No hay duda sobre este tema, él no quería venderlas, son recuerdos personales. Él no tiene nada que vender y no venderá nada.

Embed from Getty Images

Por otra parte, de acuerdo con Gary Zimet, un comerciante de autógrafos y objetos significativos, Hewitt, un antiguo oficial de caballería del ejército británico, puso las cartas a la venta a través de él. Zimet también declaró que el inglés buscaba vender alrededor de ocho cartas personales y unas 32 tarjetas de felicitaciones.

Embed from Getty Images

Quizá te interese: Lady Di ya sospechaba del romance; aún así, Camila Parker asistió a su boda y ésta es la razón

James Hewitt se dio a conocer públicamente y alrededor del mundo en el año  1995, luego de que la princesa Diana concediese una entrevista exclusiva para admitir su aventura con él y, por ende, su infidelidad hacia Carlos de Inglaterra. En este sentido, Zimet emite su opinión sobre las famosas y polémicas cartas de amor:

Las cartas tienen un tono amigable en su mayoría, no son nada lascivas. Era el inicio de su relación y éstas demuestran que Diana le tenía mucho cariño.

Embed from Getty Images

Para ser más precisos, Zimet hace alusión a una de las tantas cartas que la princesa le envió al oficial. Se trata de una carta con fecha del 19 de diciembre de 1987, escrita en papelería del palacio de Kensington. En ella, diana le agradece a Hewitt por los regalos de Navidad que él le había hecho llegar a ella, así como por su amistad, y lo insta a no dudar en buscarla si necesita cualquier cosa. Una de las frases de la carta reza:

Si crees que eres lo suficientemente valiente como para enfrentarte a esta mujer demente.

Embed from Getty Images

Otra de las cartas citadas por Zimet fue escrita por Diana en marzo del año 1988, apenas 3 meses después de la carta mencionada previamente, y su encabezado anuncia lo siguiente:

Querido James, acabas de irte y todo ya me parece muy vacío aquí, eso incluye una botella de champán también. Fue maravilloso verte.

Embed from Getty Images

De igual modo, el exoficial vendió otras de las cartas que le envió la princesa a la autora Anna Pasternak por una cantidad de 100.000 libras esterlinas. La escritora las usó como base de su libro, titulado La princesa enamorada, el cual narraba lo que había sido su relación. A pesar de que Hewitt ha declarado que su romance empezó antes del nacimiento del príncipe Enrique en 1984, se dice que en realidad se conocieron en 1986 y estuvieron juntos hasta 1992.

Embed from Getty Images

Todo parecía indicar que el exoficial tenía serios problemas de dinero y que su solución más sencilla fue someter ante la opinión pública las palabras privadas que la princesa le dedicó. Según parece, Hewitt logró superar su crisis económica y las cartas de Lady Di terminaron en las manos del mejor postor.

Fuente: The Daily Beast, People

Quizá te interese: Al fin se revelan las evidencias: el príncipe Enrique no es hijo de Lady Di con James Hewitt