NOTICIAS DE CELEBRIDADES

Afirman que la juventud del rey Felipe estuvo marcada por los caprichos, la holgazanería y los desplantes

Fecha 15 de agosto de 2018

Si bien el rey Felipe de España luce regio, galante y digno de ocupar el trono, parece que no siempre fue así, de hecho todo lo contrario.

Gettyimages

Según el perfil que la periodista Pilar Eyre describió en su obra 'Lecturas', Felipe fue un adolescente desastroso, que le dio a la reina Sofía y al rey Juan Carlos varios dolores de cabeza, vaya ¡hasta migrañas!

Durante su infancia, y especialmente en la adolescencia, Felipe y sus hermanas eran maleducados y solían maltratar a la servidumbre. A tal grado llegó su comportamiento, que el rey Juan Carlos decidió contratar a un general retirado de la Infantería de Marina, José Antonio Alcina del Cuvillo, para adoctrinar al joven príncipe. 

José Antonio, quien falleciera hace poco durante las vacaciones de los reyes en Palma, tuvo que lidiar en los años 70, casi principios de los 80, con un niño "rebelde, consentido y caprichoso, mal estudiante y con reiteradas faltas de asistencia y puntualidad".

Con mano dura pero consciente de que el joven príncipe "estaba pasando una mala etapa a causa de la adolescencia, lo que le provocaba cierta vagancia, falta de interés y somnolencia".

gettyimages

El tema de la puntualidad parecía ser su talón de Aquiles, por lo que Don José Antonio tuvo que recurrir a numerosas tácticas, algunas rayando lo graciosas:

Recomendó que las clases se impartieran de pie, en vez de sentados, tirarle de los pies, abrir de par en par las ventanas de la habitación, llamarle la atención desde la centralita de la Zarzuela o despertarle poniéndole una bolsa de hielo en la cara...

gettyimages

Tras haber logrado corregir al heredero al trono de España, Alcina no dejaba de repetir lo orgulloso que estaba de su labor, aunque todavía existen dudas de que el comportamiento del ahora Rey de España haya sido corregido del todo.

Actualmente se le conoce al rey Felipe como obstinado, sin ser capaz de aceptar otra opinión que difiera con la suya, ¿será que el adoctrinamiento fue insuficiente y no dio los resultados esperados?

Fuente: El País, Revista Vanity Fair, El Nacional

Quizá te interese: La Reina Letizia y el Rey Felipe guardaron un enorme secreto que pudo haber impedido su boda