La boda de Letizia y Felipe hace 14 años tuvo de todo: romance, glamour, pero también peleas y robos

Celebridades

May 25, 2018 16:55 By Fabiosa

El matrimonio de los monarcas españoles cumple ya 14 años de haberse celebrado en la Catedral de la Almuneda, y aunque recordamos el gran día como si hubiera sido ayer, hay algunos detalles que muchos incluso todavía desconcoen pero que le dieron un toque característico a esa fecha entrañable.

1. Lluvia torrencial

Algunas personas creen que la lluvia durante una boda es de buena suerte, pero en este caso parece que empañó el evento. Letizia prácticamente corrió por la alfombra roja para no mojarse y un estruendoso rayo sacudió el cielo mientras la pareja pronunciaba sus votos.

Quizá te interese: Un recorrido en fotos por la dulce historia de amor del Rey Felipe y la Reina Letizia de España

2. Vestido de novia

Aunque se tenía el diseño de Pertegaz ya definido, la novia hizo algunos cambios que nada tenían que ver con la idea original.

3. Gripe terrible

Días antes de la boda, Letizia había padecido un horrible resfriado, por lo que tuvo que medicarse todo lo posible para lucir perfecta el día de la boda. Además, el vestido de novia no le quedó muy bien debido a que bajó de peso poco antes del gran día.

4. Spa para toda la familia


Paloma, Jesús, Ana Togores, Telma, Erika y todas las mujeres de la familia Ortiz Rocasolano pasaron unos días en la estética de Carmen Navarro disfrutando de exclusivos tratamientos de belleza.

5. Los amigos del novio

Durante el noviazgo de Felipe, sus amigos sollían llamar a Letizia como "la periodista" o "la jolines", algo que a ella no le pareció y que desde que se convirtió en la esposa del monarca, se ha ido encargando de alejarlos.

6. Patadas en plena ceremonia


Froilán pateó a su prima Borbón Dos Sicilias en plena misa, escena que pasó a la historia y por la que ahora deben sentirse sumamente avergonzados.

7. Pelea épica


Víctor Manuel de Saboya y Amadeo de Aosta tuvieron una pelea en pleno banquete. La reina Ana María de Grecia se encargó de separarlos y el rey Juan Carlos de llamarles la atención.

8. Invitados ladrones


Cubiertos, platitos de pan y saleros de plata desaparecieron durante la cena, por lo que amablemente se les pidió que vaciaran sus bolsos.

9. Sola y el marido con resaca


Carolina de Mónaco recorrió la calle sola y despeinada hasta la ceremonia, pues su esposo, Ernesto de Hannover, se hallaba en el hotel Ritz sufriendo de tremenda resaca.

10. El abuelo bailarín


Francisco Rocasolano, abuelo de Letizia, no mostró reparo en sacar a bailar a algunas monarcas. Ellas encantadas aplaudieron su estilo y encantadores pasos de baile.

Los imprevistos no pueden faltar ni en las bodas de la realeza, y seguramente esta en particular será recordada durante muchos años. 

Fuente: Vanitatis

Quizá te interese: 5 secretos en el pasado de la Reina Letizia que la Casa Real no quiere que se descubran