Entre bromas y protocolos, el Príncipe Charles le encontró un apodo a su nuera Meghan Markle

Celebridades

August 7, 2018 17:08 By Fabiosa

En casi todas las familias solemos poner apodos a los diversos miembros. Y eso parece que no es muy diferente en la Familia Real Británica, en la cual, casi todos tienen un sobrenombre. Lo más simpático es que, aunque muchos no lo piensen, el que le asignaron a Meghan Markle llegó directamente de la idea de su suegro, el Príncipe Charles.

Meghan es fuerte e inflexible.

gettyimages

Desde un momento muy temprano de la relación entre Meghan Markle y el Príncipe Harry, parece que el Príncipe Charles notó las características personales de la actual Duquesa de Sussex. Ella ha sido descrita por él como de “personalidad fuerte” , y de hecho, ha dicho que es bueno para su hijo, no suele tener mucha fortaleza.

Por ello, es que el Príncipe Charles decidió llamar a su nuera como “Tungsteno”, pues este es uno de los metales más duros de los elementos químicos que se conocen, además de tener el punto de ebullición más elevado, por lo que su fusión es muy difícil.

gettyimages

Una fuente cercana al Palacio de Buckingham reveló que Charles considera que Meghan es de una gran importancia para la familia.

El Príncipe Carlos admira a Meghan por su fortaleza y por ser como la columna vertebral que le da sustento a Harry, pues él necesita una figura de tungsteno en su vida, ya que puede ser un poco blando.

gettyimages

Quizá te interese: Vuelven los conflictos familiares de Meghan Markle: Su hermana otra vez arremetió en su contra

Charles y Meghan mantienen una relación muy afín.

Según algunas fuentes cercanas a la familia real, Charles y Meghan tuvieron empatía desde que se conocieron. La Duquesa de Sussex se refirió a él como “Acogedor, cálido, trabajador, amable y estable”.

Por su parte, el futuro Rey también ha hablado de su nuera de una forma muy positiva, desde el primer momento cayó ante sus encantos. Según algunas fuentes él ha dicho que ella es “Muy inteligente y muy agradable (…) hace feliz a Harry. No podríamos quererla más”.

Claramente, haber llevado a Meghan al altar y la forma en que acogió a su madre, Doria Ragland, consolidó mucho su amistad. Está claro que este apodo ya Meghan no se lo podrá quitar nunca. A fin de cuentas, se lo puso su suegro querido.

Fuente: Daily Mail, Express

Quizá te interese: El padre de Meghan Markle afirma que su hija está sufriendo: Ella vive aterrada y bajo mucha presión