El esposo de Salma Hayek hará una donación cuantiosa para la restauración de la Catedral de Notre Dame

Celebridades

April 17, 2019 17:14 By Fabiosa

Fue la tarde del lunes cuando se incendió la Catedral de Notre Dame en París por causas aún desconocidas mientras se realizaban labores de restauración. El fuego que tardó nueve horas en apagarse debido a la dificultad de combatirlo sin afectar más al recinto causó cuantiosos daños tanto en el exterior como en el interior del inmueble.

Aún salía humo de la catedral cuando Emmanuel Macron, el presidente francés, declaró que era el destino de su gente apoyar en la reconstrucción de una de las edificaciones más representativas de Francia, por lo que avisó que pondría en marcha una recaudación de fondos mundial.

Mientras daba su mensaje, el esposo de Salma Hayek, François-Henri Pinault, quien está al frente del conglomerado de lujo Kering, declaró que donaría 100 millones de euros (aproximadamente 113 milliones de dólares) para la reconstrucción del lugar.

El empresario forma parte de una de las tres familias más acaudaladas de Francia, por lo que su gesto de bondad no pasó desapercibido y fue imitado más tarde por otros grandes, como Bernard Arnaut y Francoise Bettencurt Meyers.

Arnaut es la cabeza del grupo de marcas lujosas LVMH y la tercera persona más rica del mundo según el Índice de Billionarios Bloomberg, por lo que pudo prometer sin problemas la donación de 226 millones de dólares para reconstruir la catedral, al igual que la familia Bettencurt, quienes poseen al grupo L’Oreal y donaron la misma cantidad.

Además de los dueños de marcas de lujo, otras compañías francesas también aportaron con grandes cantidades para las labores de reconstrucción. La petrolera Total prometió otros 113 millones de dólares y la firma de consultoría y tecnología Capgemini dará 1.1 millones.

Pero la ayuda recibida no se limita a Francia, pues el dirigente de Apple, Tim Cook, ya informó que se unirá a las donaciones, aunque no clarificó la cantidad. La plataforma GoFundMe tiene más de 50 campañas relacionadas con el incendio y hace todo lo posible para que los fondos lleguen pronto y donde más se necesitan.

El Banco Central Europeo, el Ayuntamiento de París y la Unesco, que tiene su sede en la ciudad, también han anunciado sus aportaciones para asegurar que la reconstrucción se empiece cuanto antes.

Y las aportaciones no se limitan a lo económico, pues LVMH y la Unesco informaron que además pondrán a disposición del equipo de reconstrucción a su equipo de expertos en arquitectura, finanzas y creativos para apoyar en la restauración y en la recaudación de más fondos.

Las labores de restauración de la catedral probablemente se llevarán años antes de que pueda estar lista en todo su esplendor para volver a recibir visitantes, pero es un orgullo que haya tantas organizaciones y empresas dispuestas a tender su mano en un momento tan doloroso para su nación.

Esperamos con emoción que el monumento vuelva a erigirse en la ciudad lo más pronto posible y que presuma con gusto que su renacimiento fue posible gracias al mundo entero que no dudó en ayudar cuando más lo necesitaba tanto la catedral, como Francia.

Quizá te interese: París en estado de alerta: Un feroz incendio destruye gran parte de la majestuosa catedral de Notre Dame