CELEBRIDADES

Documental revela la dura vida de Whitney Houston: abuso infantil, adicciones y un gran talento

Date May 22, 2018 20:09

Sin importar la edad, todos conocemos y cantamos al menos una de las canciones de la fallecida Whitney Houston, y conocemos su trágico final en un cuarto de hotel.

El 11 de febrero de 2012 el mundo se despidió de una cantante que no ha tenido ni tendrá igual. Hoy, 6 años después, “Whitney”, un documental biográfico sobre la cantante, revela detalles un tanto devastadores que nos explican un poco cómo fue la vida de Houston y quizás las razones por las que terminó en una bañera del hotel Beverly Hilton.

 

gettyimages

Una trágica infancia.

Los primeros años de vida de Whitney Houston, y seguramente el resto de ella, estuvieron marcados por la separación de sus padres. Su madre, Cissy Houston, también era cantante, aunque ni remotamente tan famosa como ella. El documental revela que el divorcio se debió a que Cissy tuvo una aventura extramatrimonial con el pastor de su iglesia.

Cissy solo era una cantante de segundas voces y sus logros más grandes fueron las veces que acompañó a grandes cantantes de su época como Elvis Presley o Aretha Franklin. Sin embargo, fue ella la responsable de educar la voz de Whitney para darle ese tono único que la caracterizaba.

 

Embed from Getty Images


 

Los detalles más devastadores que el filme revela vienen justamente cuando, luego del divorcio, Whitney y sus hermanos pasan a vivir con familiares, todos relacionados con el mundo del espectáculo, mientras su madre se iba de gira. Gary Garland-Houston, ex jugador de la NBA y hermano menor de la cantante, fue el primero en afirmar que una mujer abusaba sexualmente de él y de su hermana, pero no reveló quién.

Casi al final del documental Mary Jones, la tía de Whitney quien encontró su cadáver en la bañera del hotel, reveló que la agresora sexual era Des Dee Warwick, prima de Whitney y también cantante.

 

El documental también reveló posibles detalles sobre la sexualidad de la intérprete de “I will always love you”. Al parecer, Robyn Crawford, la mejor amiga de Houston desde la infancia, era más que solo la responsable del vestuario y la imagen general de la cantante tanto en sus conciertos como en sus videos musicales. Según algunas premisas del documental, existió siempre una relación amorosa entre ambas que acabó gracias a los celos de Bobby Brown, quien fuera el esposo de Whitney.

Quizá te interese: 10 parejas del mundo del espectáculo que convirtieron su relación amorosa en un ambiente tóxico

Consecuencias desastrosas.

En principio, tener una madre autoritaria y distante que proyectará en ella todos sus sueños frustrados de fama y fortuna llevo a Whitney Houston a trabajar muy duro por obtener el éxito. Y vaya que lo obtuvo. Entre los años 80 y principios de los noventas Houston marcó hitos en la historia de la música que ninguna otra estrella había logrado.

Hablamos de incontables records de ventas en una época en la que se tenía que comprar todo el álbum y la piratería era casi ínfima; y 7 sencillos consecutivos en el primer puesto de las canciones más escuchadas, cuando los dispositivos de reproducción móvil no eran tan eficientes. Además de lograr que casi tres generaciones sepan de sus canciones.

 

Embed from Getty Images

 

Pero el éxito y el dinero fueron solo la punta del iceberg. Las consecuencias personales de una infancia tan dura fueron más que desastrosas. Su matrimonio y posterior aferro malsano con Bobby Brown fueron consecuencia de querer tener la familia y el matrimonio que no vio en sus padres.

 

Embed from Getty Images

 

Su empeño en llevar a su hija pequeña a todas sus giras para evitar abandonarla como su propia madre lo hacía con ella trajo como consecuencia nefasta que su hija Kristina estuviera expuesta a un mundo de excesos de alcohol y drogas desde muy temprana edad; lo que en definitiva la llevo a la adicción a ella también.

Por último, las dudas sobre su propia orientación sexual estuvieron muy arraigadas en el abuso que sufrió de su prima cuando solo era una niña y las constantes desaprobaciones de su familia a su relación con Robyn Crawford.

 

Todo esto combinado fue el coctel que la llevo a la adicción a casi todos los tipos de sustancias estupefacientes existente. Lo que al final le condujo a la bancarrota y a una muerte tan trágica como recordada.

 

Embed from Getty Images

 

El documental fue un éxito rotundo en la edición número 71 del festival Internacional de Cine de Cannes y muy pronto se estrenará a nivel mundial. Su cineasta, el ganador del Oscar en el 2000 a Mejor Documental, Kevin McDonald, manifestó estar satisfecho con su trabajo. El público sin duda estuvo de acuerdo.

Fuente: La Vanguardia, El País

Quizá te interese: Estas fueron las celebridades más icónicas de los 90… ¡Las víctimas favoritas de los paparazzi!