NOTICIAS DE CELEBRIDADES

La gran pena de Michelle Salas: Luis Miguel prometió ir a su cumpleaños pero nunca llegó

Date July 12, 2019 02:32

El cumpleaños número 30 es un momento fundamental en la vida de cualquier persona y para Michelle Salas, hija de Luis Miguel, no podía ser diferente. Por esta razón, la joven influencer eligió el paradisiaco destino de Los Cabos para celebrar su tercera década de vida el 16 de junio pasado.

Por supuesto, al evento estuvieron invitadas las personas más importantes de su vida entre las cuales estaba su madre, Stephanie Salas; su abuela, Silvia Pasquel, y algunos de sus mejores amigos.

Además, Michelle esperaba a un invitado muy especial: su padre. Para ello, había reservado el penthouse de un hotel y se había asegurado de que cada detalle fuera perfecto para el recibimiento de su progenitor.

Por otra parte, la joven había programado todo un fin de semana familiar que incluía paseos en bote y tardes al sol con las personas más cercanas a su corazón. Sin embargo, él nunca llegó.

Al parecer, El Sol ni siquiera se tomó el tiempo de responder los mensajes que su hija le enviaba a través de Whatsapp y finalmente fueron los integrantes de su equipo quienes se encargaron de notificarle a la joven de la ausencia de su padre.

Según se dio a conocer en Fórmula espectacular, el podcast de Flor Rubio, una fuente cercana a la joven informó que ella tomó bastante mal la noticia y se la vio muy afligida a causa de la ausencia de su padre en su anhelada fiesta:

Hay un video donde se ve completamente triste. Hizo berriche porque estaba cansada de que su papá no la tomara en cuenta.

Este lamentable hecho se suma a una larga y conflictiva entre el cantante y su hija, la cual comenzó muchos años atrás, cuando él se negó a reconocerla legalmente e incluso la negó públicamente en una entrevista con Verónica Castro.

Aunque finalmente él la aceptó como su hija e iniciaron una relación cordial, parece que las cosas no andaban del todo bien entre ellos y que esta celebración sería la ocasión perfecta para la reconciliación. Pero él nunca apareció.

Esperamos que padre e hija pronto tengan la ocasión para reencontrarse y reestablecer su relación. Y tú, ¿crees que una reconciliación sea posible teniendo en cuenta los antecedentes?