CELEBRIDADES

Ser primera dama no es fácil: Las cosas que tiene que aceptar Beatriz Gutiérrez Müller con su cargo

Date July 7, 2018 03:19

Nadie pone en duda las capacidades de una mujer como Beatriz Gutiérrez Müller. La nueva primera dama del país tiene una hoja de vida intachable. Sin embargo, muchos de sus logros académicos no contarán tanto si se toma en cuenta su nuevo cargo; pues la esposa de AMLO debe limitarse en ciertos aspectos de su vida para cumplir con las exigencias de ser una primera dama ejemplar.

Embed from Getty Images

Beatriz es de ascendencia alemana y chilena y su preparación laboral y académica hacen que muchos la consideren la primera dama mexicana mejor preparada en unas cuantas décadas. Es egresada de la Universidad Iberoamericana Plantel Golfo Centro donde estudio periodismo. Además, su lista de estudios de postgrado es impresionante y tiene una gran experiencia en medios de comunicación y en cargos como asesora.  

Igualmente, Beatriz resalta por ser una prodiga escritora. Entre sus textos se encuentran: "Larga vida al sol", "Viejo siglo nuevo: un país sumido en la miseria y la desigualdad" y "Dos revolucionarios a la sombra de Madero".


Aunque cuente con esta maravillosa hoja de vida, Beatriz tendrá que limitarse un poco ahora que es primera dama si quiere ceñirse a la ley. Estas son algunas de las cosas que cambiaran en su vida:

1. No tiene poderes ni facultades en el gabinete de su esposo.

Beatriz siempre ha sido una cercana asesora política de su esposo. Sin embargo, ahora debe limitarse a solo hablar con su esposo sobre temas de Estado; pues cualquier tipo de interpretación de orden hacia algún miembro del gabinete puede llevarla a un juicio político.

2. No cobrará por su trabajo.

AL no ser un miembro oficial del gabinete no percibirá sueldo alguno, pero si existe un apartado del presupuesto nacional para cubrir todos sus gastos de vestimenta, salud y asistencia.

 

Quizá te interese: 5 revelaciones de Beatriz Gutiérrez sobre su vida con AMLO, el nuevo presidente de México

 

3.- Mucho protocolo incluso al caminar.

La primera dama, por ejemplo, no podrá caminar junto a su esposo en eventos oficiales en México y el extranjero. Siempre deberá ir un paso atrás. Además, no puede estar presente en salas en las que AMLO hablé de política con otros políticos y mandarios. En su defecto, será llevada a otra salón para hablar con las esposas de otros presidentes sobre temas de turismo, cultura y los viajes que realizan.

4.- Tiene que acudir a todos los eventos oficiales sin falta.

Embed from Getty Images

Es su trabajo acompañar a AMLO a todos los eventos oficiales del Estado y tener un trato cordial con todos los invitados.

Aunque parece un panorama desolador, no cabe duda que una mujer como Beatriz luchará para darle más protagonismo a la figura de primera y hacer cambios significativos desde su trinchera de lucha para todo el pueblo mexicano.

En definitiva, aún queda mucho por avanzar en materia de igualdad de derechos y deberes en el mundo de la política luego de ver las limitaciones que debe asumir una primera dama.

 

Fuente: Soy Carmin

 

 

Quizá te interese: ¿Qué tuvo que hacer AMLO para poder ganar las elecciones luego de tres intentos?