NOTICIAS DE CELEBRIDADES

Estas son las diferencias más controversiales entre las bodas de los príncipes Harry y Guillermo

Date May 24, 2018 17:46

Al hablar de la boda real entre el príncipe Harry y Meghan Markle, queda claro que este par de rebeldes hicieron muchas cosas a su manera o, al menos, esto dicen los expertos reales.

Desde los discursos hasta la fiesta posterior, los estudiosos de la familia real británica explican cómo los recién casados mantuvieron la celebración bastante moderna y la compararon con las nupcias del príncipe Guillermo en el 2011.

El paseo por el pasillo.

Lamentablemente, el padre de Meghan, Thomas Markle, no pudo asistir a la celebración y acompañar a su hija en uno de los momentos más importantes: el paseo por el pasillo para entregar a Meghan.

En este sentido, se especuló mucho sobre quien sería la persona más indicada para hacerlo. Al final, la decisión fue bastante acertada al dejar que Meghan hiciera la mitad del recorrido sola, como un un símbolo de su independencia, y la otra parte la hiciera de la mano de su suegro, el príncipe Carlos.

En este sentido, hubo una gran diferencia en comparación con la boda real del príncipe Guillermo. En esa ocasión, las cosas se hicieron un poco más según las reglas, con Michael Francis Middleton llevando a su hija, la futura Duquesa de Cambridge, al altar.

El vestido.

Aquí hubo, sin duda, uno de los puntos de diferencia más marcados de todos.  En el caso de Meghan, la estadounidense optó un vestido muy simple de tipo de minimalista, pero muy elegante en todo sentido, el cual además incluía un total de 53 flores bordadas con el fin de resaltar a todas las naciones que forman parte del Reino Unido más una extra, de su natal California.

Por su parte, la duquesa de Cambridge prefirió un vestido mucho más clásico al mejor estilo de Grace Kelly el cual no tenía un velo extremadamente largo como el de Meghan, pero que sí permitía resaltar sus rasgos físicos más clásicos y menos exóticos.

Quizá te interese: La profunda amistad entre Kate Middleton y el príncipe Harry crea el título de: “Cuñados Reales”

La lista de invitados.

En este caso es muy importante tener en cuenta que el príncipe Harry se encuentra en el sexto lugar de la línea sucesorial por la corona en comparación con el príncipe Guillermo, quien es el segundo. Por ello, la lista de invitados en la última boda no era tan pomposa como lo fue en la boda de su hermano mayor.

No fue necesario invitar a toda la realeza extranjera de Europa ni a la misma cantidad de políticos del país británico. Sin embargo, resaltó la presencia de grandes celebridades al ser el príncipe Harry un poco más mediático.

El servicio de bodas.

Mientras que las selecciones musicales de William y Kate tenían un fuerte enfoque tradicional, Harry y Meghan mezclaron música más moderna, con Karen Gibson y el Coro del Reino interpretando "Stand By Me" del cantante de soul americano Ben E. King. La presentación siguió a un conmovedor sermón pronunciado por el Obispo Michael Curry, jefe de la Iglesia Episcopal de los Estados Unidos.

La familia de la difunta princesa Diana también asumió un papel más importante en la ceremonia. Antes de la boda, el Palacio de Kensington dio una declaración en la que decía que Harry estaba "ansioso por involucrar a la familia de su madre en su boda" —un deseo que se cumplió cuando una de las hermanas mayores de Diana, Lady Jane Fellowes, dio la lectura única en la ceremonia—.

La fiesta de recepción.

Después de su boda en el 2011, el Duque y la Duquesa de Cambridge celebraron una fiesta en el Palacio de Buckingham, a la que asistieron uno 300 invitados. Tanto Guillermo como Harry dieron discursos y rindieron homenaje a la Princesa Diana.

Por su parte, los duques de Sussex disfrutaron de una fiesta en Frogmore House con al menos 200 amigos cercanos y familiares. Se dice que Guillermo dio un discurso de padrino y Meghan agradeció a la familia real por darle la bienvenida al redil. Esto último fue un hecho único y demuestra la inclusión de costumbres americanas; pues es normal que en los Estados Unidos las novias también hagan una intervención en la recepción.

En definitiva, ambas bodas reales fueron eventos únicos y mostraron de una u otra forma la personalidad tan diferente de las dos parejas reales.

Fuente: Huffingtonpost

Quizá te interese: Las 5 similitudes más increíbles que existen entre las duquesas, Meghan Markle y Kate Middleton