Estas son las señales que te podrían advertir que tu perro está por desarrollar un cáncer

Animales

July 2, 2018 17:49 By Fabiosa

El cáncer es una enfermedad maligna que puede aparecer tanto en humanos como en animales, de los cuales, los perros son una de las mascotas más afectadas. ¿Cómo reconocer los signos de cáncer en perros? 

Muchos síntomas de cáncer en perros son sutiles y pueden ser confundidos ​​por otra afección. Si observas cualquier cambio en tu mascota, es importante que acudas al veterinario para que te ayude a descifrar de qué se trata.  

Estos son los principales síntomas que experimentan los perros cuando padecen de cáncer:  

1. Decaimiento.

Si tu perro se derrumba, ve al veterinario inmediatamente. El colapso, la debilidad y el letargo general son signos comunes de cáncer. Pero, ¿cómo saber que tu perro esta decaído? 

Una manera de saber que tu mascota no se siente bien es dejar de saludarte cuando llegas a casa o que rechace sus juegos y comidas favoritas.  

Es importante recordarte que el decaimiento no es un signo único del cáncer. Muchas otras enfermedades pueden generar colapso y depresión en tu mascota. Si tu perro persiste deprimido o débil sin ninguna razón justificante, es necesario que acudas al veterinario de urgencia.  

2. Disminución del apetito.

Los expertos aseguran que un perro no deja de comer sin ningún motivo. Aunque la disminución del apetito no es una señal única de cáncer, este síntoma puede ser un indicio de un grave proceso interno y tu mascota lo manifiesta así. 

Quizá te interese: Mordeduras de perros: Estadísticas, señales de que un perro va a atacar y tips para evitarlas

Generalmente, los tumores en el hocico o dentro de la boca causan molestias para comer. En estos casos se ha visto asociado a una disminución severa del apetito.  

3. Tos.

La tos no indica automáticamente cáncer, pero sí es un síntoma que se presenta con mucha frecuencia en un proceso canceroso. Los perros de razas pequeñas tienden a desarrollar tos porque tienen problemas en la tráquea. 

"Si el perro tose una o dos veces, no tiene importancia, pero si continúa tosiendo durante más de unos días, es una preocupación y podría indicar cáncer de pulmón", afirmó el médico veterinario Zaidel. 

4. Pérdida de peso progresiva.

De acuerdo con el Dr. Zaidel, la pérdida de peso es el síntoma de cáncer de perro número uno. Este síntoma se ha evidenciado en casi todos los casos de cáncer gastrointestinales en mascotas.  

Quizá la pérdida de apetito y la poca alimentación contribuyen a perder progresivamente peso. Sin embargo, los innumerables procesos inmunológicos que ocurren cuando el cáncer se está desarrollando dentro del cuerpo de un perro ocasiona un debilitamiento y pérdida de masa muscular.  

 No obstante, el cáncer también puede causar que los perros pierdan peso mientras mantienen su apetito regular. Si notas que su perro está perdiendo peso, bien sea lento o rápido, haz una cita con su veterinario.  

5. Cambios en la boca y piel.

Las úlceras, los bultos, un olor extraño, sangrado o un cambio en el color de las encías pueden ser un signo de cáncer oral, especialmente en perros mayores.  

Este signo de cáncer en los perros a menudo pasa desapercibido por mucho tiempo. "Comúnmente encontramos tumores orales visibles porque las personas no examinan la boca de su mascota", dice el Dr. Zaidel. 

Generalmente los tumores orales en mascotas son diagnosticados en etapas avanzadas gracias a la poca revisión de la boca de un perro. Es importante revisar todas las partes del cuerpo de tu mascota, incluyendo aquellas que están ocultas.  

Teniendo en cuenta estas señales de advertencia, ahora ya puedes sospechar de cáncer cuando tu perro reúna 2 o más de estos síntomas. Es importante que acudas al veterinario ante cualquier duda, un especialista es el único que puede sacarte de duda y reafirmar el diagnóstico. 

Recuerda que el tratamiento del cáncer dependerá de su diagnóstico. Ayuda a tu mascotita a mejorar su pronóstico de vida.

Quizá te interese: Los besos de tu perro son adorables, pero podrían ser perjudiciales para la salud