ANIMALES

Este niño pudo ser salvado a tiempo de morir bajo la nieve gracias a la heroica labor de este perro

Date February 11, 2019 18:02

Para todos los esquiadores y amantes de la nieve, la palabra avalancha es sinónimo de peligro. No en vano es uno de los sucesos más impresionantes y potencialmente mortales de la naturaleza. Con una impresionante velocidad y fuerza, una avalancha puede sepultar arboles, animales, personas y hasta casas.

Según la Real Academia Española, una avalancha es “una gran masa de nieve que se derrumba de los montes con violencia y estrépito”. Generalmente se forman en las pendientes o laderas de las montañas, y pueden generarse durante una tormenta o hasta 24 horas después.

Este niño pudo ser salvado a tiempo de morir bajo la nieve gracias a la heroica labor de este perroSeventy Four / Shutterstock.com

La nieve que se va acumulando en cada nevada, a veces forma capas muy débiles o inestables, que pueden desprenderse fácilmente. Un detonante podría ser algo tan simple como la caída de un árbol, un cambio repentino en el clima, un leve movimiento sísmico o hasta ruidos muy fuertes. En ocasiones, incluso un esquiador podría ser el causante de una avalancha.

Esta masa de nieve generalmente va acompañada de tierra, hielo duro y rocas, además de cualquier otro elemento que consiga a su paso. A medida que avanza, su velocidad aumenta, al igual que la cantidad de nieve, haciendo que crezca y llegue a pesar aproximadamente un millón de toneladas. Al final de su caída, la nieve se compacta.

Quizá te interese: Los perros rescatistas en México cada vez parecen más superhéroes: ahora son las estrellas en libros para colorear

Un grupo de esquiadores que se encontraba en los Alpes franceses fue sorprendido precisamente por una avalancha de nieve. Esto ocurrió  en un área de una pista de esquí que se encontraba cerrada al público. La avalancha, que se formó alrededor de la 1:30 p.m., tuvo una extensión de más de 500 metros de largo y 800 de ancho.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Badaluta Emanuel (@badaluta.emanuel) el

En este grupo se encontraba un pequeño de 12 años que desapareció. En el momento del incidente, el niño no estaba utilizando el dispositivo para detectar víctimas de avalanchas (DVA), lo cual hizo que a los rescatistas se les dificultara su labor.

Un niño de 12 años se salvó justo después de una avalancha. Fue encontrado por los guardias y su perro "Gétro"🐕, pasó una hora enterrada bajo la nieve en la estación de La Plagne. El chico resultó con una pierna rota.

Por suerte la guardia contaba con la colaboración de Gétro, un perro adiestrado, que fue quien dio con la ubicación del niño, convirtiéndose así en todo un héroe de cuatro patas. El pequeño había sobrevivido bajo la nieve gracias a una bolsa de aire y no presentó ningún traumatismo de gravedad, más allá de una fractura en su pierna.

Quizá te interese: La "nieve sandía": un fenómeno tan hermoso como peligroso que pasa solo en algunos lugares del mundo

El niño, de nacionalidad francesa, permaneció enterrado por casi una hora. La guardia indica que “el hecho de encontrar a una persona con vida bajo la nieve, por más de quince minutos y sin el uso del dispositivo (DVA), es todo un milagro”, por lo que no dudan en elogiar el gran trabajo realizado por Gétro.

Sin duda este perro rescatista es todo un héroe sin capa, que se ha ganado todos los méritos de este rescate. Gracias a él, este pequeño pudo salir a tiempo de este lamentable incidente y puede recuperarse satisfactoriamente.

Quizá te interese: Estuvo en el momento justo para captar la emocionante batalla entre un tren y el invierno