ANIMALES

La desgarradora historia de Scott, "el perro chueco" que vende plumones para pagar sus medicinas y terapias

Date September 18, 2019 23:49

No solo las personas padecen enfermedades incurables que les dificultan la existencia, también les sucede a los animalitos pero ellos no tienen manera de sobrevivir por sí mismos a menos que los vea un especialista. Por suerte para Scott, sus humanos estaban ahí para ayudarlo.

Scott es un perrito originario de Campeche, México, el cual llegó a su familia desde que era un tierno cachorrito y desde pequeño notaron que caminaba chistoso, por lo que al llevarlo al veterinario le detectaron displacia de cadera, una enfermedad degenerativa muy dolorosa y común en perros.

Luchando por su vida.

El tratamiento para aminorar el dolor de Scott es sumamente caro pero como sus humanos lo aman con locura, decidieron hacer hasta lo imposible por conseguir una manera de costear las medicinas y terapias y así mantenerlo a salvo. Ahora "el perro chueco" tiene una cuenta en Facebook donde se dedica a la venta de plumones y demás productos que vende a 60 pesos.

La displasia de cadera, es una enfermedad degenerativa y es muy común en perritos como yo , ósea que afecta a muchos amiguitos alrededor del mundo. Es hereditaria y puede llegar a ser tan dolorosa para nosotros que en estado avanzado llega incluso a incapacitarnos. Aunque no existe cura hay tratamientos que permiten aliviarnos el dolor y mejorar nuestra calidad de vida, estos tratamientos pueden ser médicos (no quirúrgicos) o quirúrgicos.

Desde que abrieron la página, Scott y sus dueños se han vuelto bastante populares y al parecer, el tratamiento del peludito ha podido ser cubierto en su totalidad sin problema alguno.

Parte de mi tratamiento no quirúrgico es mantenerme mensualmente con estos medicamentos y quiero darle las gracias de todo corazón a todos por sus compras. Gracias a cada uno de ustedes mis medicamentos no me faltarán este mes. Que dios y la vida les múltiple tanto cariño que me han dado.

Los usuarios solidarios.

Por fortuna existen cientos de personas con un gran corazón que se conmovieron con la historia de Scott y no dudaron en adquirir dichos productos.

Incluso algunos fueron más allá y no se conformaron con comprar su mercancía a distancia, sino que lo fueron a visitar llevando a sus propias mascotas también.

Los dueños están sumamente agradecidos por la respuesta de sus usuarios y junto al producto, envían una tarjetita con un mensaje personalizado.

Sin duda esta ha sido una gran idea y nos complace saber que Scott se encuentra listo para seguir compartiendo su vida al lado de sus ingeniosos dueños, ¿estás de acuerdo?