ANIMALES

Con solidaridad y una máscara de oxígeno, salvaron a una perrita que hiperventilaba en un vuelo

Date July 17, 2018 17:15

Darcy, una perra de tres años de edad, recibió una mascarilla de respiración de la mano de uno de los auxiliares de vuelo de la aerolinea JetBlue cuando viajaba de Nueva York a Massachusetts. La inusual y hermosa situación no se debió por un mero capricho, hubo razones de peso que obligaron a los trabajadores a tomar esta decisión. ¿Quieres saber lo que pasó?

Darcy estaba bastante bien antes de montarse en el avión, pero después de pasado un rato en los aires, se puso azul y comenzó a tener dificultades para respirar. Su humano, Michele Burt, escribió en Facebook un mensaje para mostrar todo su agradecimiento con la aerolínea por el gran trato:

A veces nos sentimos afectados por las fluctuaciones de la presión de la cabina y del oxígeno. Todos, sin excepción, podemos pasar por esto: humanos, caninos, felinos, etc., pero el hecho de que los asistentes respondieran y estuvieran atentos a la situación puede haber salvado la vida de mi Darcy, estoy muy feliz y agradecido con el servicio..

 

Burt explicó que ha volado con sus mascotas durante años sin ningún problema, pero su vuelo hacia Massachusetts el 5 de julio fue una historia diferente. Darcy es normalmente una perra muy obediente, pero ese día no estaba respondiendo a las órdenes de acostarse durante el vuelo.

El humano notó inmediatamente que "su lengua estaba azul". A sabiendas que esta es una señal de Hipoxia, falta de oxígeno, la sacó de debajo del asiento y la colocó en su regazo para refrescarla y ayudarla a relajarse.

Quizá te interese: Estas son las casitas de perro más lujosas que puedas hallar - ¡Cómo quisiera ser perro!

 

Las narices cortas de los bulldogs franceses los hacen más propensos a tener dificultades respiratorias, lo que significa que muchas aerolíneas se niegan a ponerlos en sus bodegas de carga. La nariz de los animales los hace más vulnerables a los cambios en la calidad del aire y la temperatura.

Aunque la política de la aerolínea es que las mascotas permanezcan debajo del asiento y dentro de sus jaulas, las azafatas rápidamente entendieron que algo andaba mal con Darcy. Por tal razón, en un par de minutos Spencer y Asher llegaron al asiento de Burt con bolsas de hielo para ayudar a calmar al perro.


Seguidamente, decidieron que lo mejor era darle una de las mascarillas de respiración para estabilizar la salud del lindo animal y así salvar su vida y garantizar la tranquilidad del tripulante.

En definitiva, es maravilloso cuando una empresa se asegura de que todos sus clientes, así anden en dos o 4 patas, se sientan bien y viajen con todas las comodidades posibles.

Fuente: Metro

Quizá te interese: No es un perro viejo ni tiene problemas para moverse...¡Es el perro más perezoso del mundo!