Esta perrita se encontró a un koala abandonado en el bosque, y supo exactamente qué debía hacer

Asha, una golden retriever de cinco años de edad, hizo una de esas cosas maravillosas que pocas personas esperan cuando se trata de un animal, pues trajo a casa un koala bebé que había sido abandonado. Su solidaridad e instinto maternal se ha vuelto viral en las redes.

|

Kerry McKinnon, la dueña de Asha, es una mujer de 45 años oriunda de Victoria, en Australia. El día que sucedió el hecho ni siquiera se había despertado cuando recibió una llamada de su marido para que bajara al jardín de la casa

Según sus palabras, no tenía ni la más mínima idea de lo que estaba pasando:

 Al principio no sabía de qué estaba hablando mi esposo, pero luego vi un pequeño koala acurrucado en la parte superior de Asha. Me eché a reír a carcajadas. La pobre Asha no sabía qué pensaba, sólo me miraba con una mirada tan confusa.

Para Kerry, la cara de su marido parecía un poco culpable por haberla hecho salir de la cama para ver lo que pasaba. Sin embargo, todo valió la pena pues la expresión del koala era graciosísima. Mientras Asha dormía en el porche, es probable que el marsupial, que había sido abandonado por su madre, buscó un lugar cálido.

 

Quizá te interese: La inundación acorraló a este hermoso koala, pero alguien habría de llegar justo a tiempo

 

Las temperaturas nocturnas en Victoria pueden bajar hasta los 5ºC, y Kerry dice que el koala nunca habría sobrevivido a la noche sin el acogedor pelaje de Asha para acurrucarse en ella. Es probable que este animalito se cayera de la bolsa de su madre, y debido a los zorros u otros depredadores de la zona podría haber sufrido un destino mucho peor sin la intervención de su perra.

Cuando Kerry trató de separar a los nuevos amigos, dice que el koala armó un "gran escándalo" y que no quería dejar su nuevo refugio. Así fue como describió el momento:

Cuando quitamos al koala de Asha para cubrirla con una manta, me siseó y siguió adelante. Creo que hubiera sido feliz de haber dormido allí todo el día. Fue realmente una cosa asombrosa de ver y tan únicamente australiano.

El koala abandonado fue revisado por un veterinario y ahora está siendo atendido por un trabajador de rehabilitación local antes de que pueda ser liberado de nuevo. Kerry publicó el incidente en línea y cosechó cientos de “me gusta” y comentarios.

En definitiva, quién sabe si Asha y su compañero australiano se volverán a ver, pero es una suerte para el pequeño koala que hayan tenido su encuentro tan singular, o de lo contrario, el pequeñín habría muerto y nadie se hubiera enterado de su existencia.

Fuente: Newsau

Quizá te interese: Un koala entró a una oficina. ¡Ahora todos se preguntan si consiguió el trabajo!

 

Recomendamos