ANIMALES

Este perro parecía hecho de piedra, pero se transformó luego de que una turista lo rescatara

Date June 6, 2018 19:19

Cuando nos vamos de vacaciones, generalmente buscamos un cambio en nuestra rutina que nos ayude a recargar energías. Usualmente, nos centramos en cosas divertidas o relajantes que queremos hacer y dejamos de lado nuestros deberes más engorrosos e, incluso, nuestras labores humanitarias.

Sin embargo, hay personas que llevan a todas partes su corazón bondadoso, como Melissa, quien se encontraba de vacaciones en Aruba cuando se topó con un perrito que necesitaba desesperadamente ayuda.

La piel de Ozzy, el cachorro, parecía de piedra y su condición impactó a Melissa. Sin dudarlo, la mujer le tomó una foto al perrito y la compartió en su cuenta de Instagram. Su publicación ganó notoriedad rápidamente, y uno de los centros de rescate de animales, Sgt Pepper’s Friends, la contactó para decirle que podían tratar a Ozzy si lo llevaba al centro.

Melissa no lo dudó ni un momento y fue al día siguiente en búsqueda del perrito. Melissa declaró para Carter News que Ozzy parecía estarla esperando y que, cuando abrió la puerta del carro, se subió sin dudarlo.

Quizá te interese: Este perro fue quemado con ácido, ¡pero hoy es el mejor terapeuta para personas con quemaduras!

Los exámenes médicos de Ozzy fueron positivos para escabiosis y dirofilariasis canina o enfermedad del gusano del corazón, así que Melissa dejó al cachorro en las capaces manos de sus veterinarios. El tratamiento de Ozzy consistió en baños dos veces a la semana con champú medicinal e inyecciones antibióticas por seis semanas.

Ozzy empezó a recuperarse muy rápido. La inflamación disminuyó y el pelaje comenzó a crecerle nuevamente. Tras ocho semanas de tratamiento, Ozzy mejoró bastante y lo enviaron a un hospedaje canino para que terminara de recuperarse.

La transformación de Ozzy fue increíble, pasó de ser un perrito que parecía una estatua a un cachorro amoroso y lleno de vida. Además, a Ozzy lo adoptaron en abril de este año y se encuentra en su nuevo hogar en Seattle.

El final feliz de la historia de Ozzy fue posible, sin lugar a dudas, gracias a Melissa. Su increíble corazón se apiadó del pequeño y le prestó ayuda cuando más lo necesitaba.

Fuente: Daily Mail

Quizá te interese: Además de tener el mismo nombre, dos lindas perritas comparten una historia de abandono y rescate