ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Esta increíble mujer empezó fabricando zapatos para su comunidad. Ahora es una inspiración mundial

Date February 2, 2017 18:07

Para cambiar la vida de las personas no se necesita forzosamente tener la mejor educación ni haber nacido en la familia más acomodada del mundo. Lo principal es tener la fuerza de voluntad de hacer un cambio, o incluso de salir adelante.

Esa es la fuerza que tiene Bethlehem Tilahun Alemu, una empresaria de Etiopía que ha cambiado la vida de muchas personas con sus zapatos, aunque ella no tuviera ninguno.

Bethlehem creció en una zona marginal de Addis Abeba, la capital etíope, y se dio cuenta que sólo había una forma de ayudar a su comunidad: con empleos. Se esforzó por lanzar un negocio que permitiera a su gente dedicarse en algo y que pudiera mejorar su calidad de vida. Ese proyecto se convirtió en la línea de calzado soleRebels.

Si quieres conocer más historias de éxito, te recomendamos esta: Nadie la contrataba por tener Síndrome de Down, entonces decidió CREAR su propia compañía

Después de mucho esfuerzo y trabajo, soleRebels se convirtió en una de las empresas más grandes de zapatos del continente africano. Con sedes en Estados Unidos, Japón, Singapur, Austria, España y muchos otros países, vende al año más de 70 mil pares de zapatos, todos con la mejor calidad en su fabricación y con una fuerte esencia de las raíces y la cultura etíope.

soleRebels es, además, la única zapatera en el mundo certificada como “Fair Trade” (o de “Comercio Justo”) que sólo tienen los productos hechos bajo los niveles humanos más altos. Por su parte, Bethlehem es considerada como una de las emprendedoras más importantes del siglo XXI.

Para conocer más mujeres como ella, puedes leer esta historia: Esta maestra ha cambiado tantas vidas con las increíbles enseñanzas que da sus alumnos

Ha recibido incontable número de galardones, es una de las personas más poderosas según Forbes y es embajadora de Buena Voluntad para emprendedores de la ONU, así como miembro de la junta de la Organización para el Desarrollo Industrial de las Naciones Unidas. Bethlehem es todo un ejemplo de que lo único que se necesita es verdadera voluntad de ayudar y de dedicarle el esfuerzo necesario.

Fotos: Bethlehem Alemu – Twitter

También puedes leer la siguiente historia para que no pierdas la inspiración: Dijeron que era “demasiado llenita” para ser bailarina… y la hicieron vivir un infierno