INSPIRACIÓN

Décadas de guerra y devastación en Afganistán no pudieron terminar con ESTE hermoso animal

Date October 11, 2016 19:30

“¡Hagamos una fiesta!”, dijo entusiasmado Moheb, un ecologista de la Wildlife Conservation Society, y becario de Fulbright en la Universidad de Massachussets. Y es que el descubrimiento que él y su equipo de investigadores y guías en el campo de Takhar, al noroeste de Afganistán, acababan de realizar en verdad ameritaba una gran celebración.

twitter

Habían pasado tiempo sobre sus caballos, buscando sin éxito; por eso se movían tan sigilosamente entre los matorrales, no querían asustar a la criatura que buscaban con tanto afán.

De repente, uno de los guías susurró con fuerza: “¡Miren, miren, un ciervo!”, al tiempo que apuntaba con el dedo. Moheb, agudizó la mirada y sus pupilas se expandieron de golpe: un venado hembra, de aproximadamente 2 o 3 años, corría asustada. “Estaba aproximadamente a 30 o 35 metros de nosotros. Todo pasó tan rápido que no tuvimos tiempo ni para tomarle una foto”, dijo Moheb.

ledolomitiraccontano

Pero, a pesar de que el hermoso animal ya había desaparecido de su vista, todos sonreían. El rumor que tanto les había motivado estaba confirmado: esa especie de venado, tras décadas de guerra en Afganistán, no estaba extinta… ¡había sobrevivido!

“Después de 40 años podemos confirmar que este animal sigue existiendo aquí”, señaló Moheb, “nos abrazábamos y no dejábamos de felicitarnos. Fue un momento emocionante. Me volteé hacia los otros y exclamé: bueno chicos, hagamos una fiesta”.

insidermonkey

El descubrimiento tiene 2 significados importantes: es testamento de la tenacidad que muestra la naturaleza frente a la destrucción humana, y es una luz de esperanza que ilumina el futuro de la conservación de Afganistán, un país donde los problemas del medio ambiente han sido olvidados durante décadas”.

“Después de años de inestabilidad, devastación y guerra, es lógico esperar que las poblaciones de animales desaparezcan. Después te das cuenta de son resistentes y fuertes. Esto nos da esperanza en cuanto a la conservación. El mensaje es que que nunca es tarde para comenzar de nuevo”, dijo Moheb.

sabersinfin

La conservación de la vida salvaje en Afganistán ha sido prácticamente inexistente desde que empezó la guerra civil en la década de los 70. Pero, a partir del 2005, un incipiente movimiento ha comenzado a darle la vuelta al problema. Un año después nació una facción afgana de la Wildlife Conservaron Society.

Moheb se unió a esa organización en el año 2009, para conducir expediciones en busca de Ibex, leopardos, ciervos europeos, o venados. De estos últimos, no hubo información por décadas en toda esa región. La deforestación y la caza parecían haberse deshecho de esa especie para siempre.

dailyscandinavian

Pero es comprensible que Afganistán no le haya prestado mucha atención a la vida salvaje y el bienestar de los animales, durante tanto tiempo. La guerra tiende a devorar todos los intereses y a demandar todos los esfuerzos.

Pero, organizaciones que se preocupan por las especies en peligro de extinción como la de Moheb ya están haciendo su parte en esa región del planeta. Y será un verdadero reto mantener su misión.

“Esto demuestra que hay esperanza. Lo único que debemos hacer es esforzarnos por la conservación de los hábitats, para que la población y los animales se recuperen. Cuando los afganos me preguntan por qué deben preocuparse por estos animales, les contesto: sí, el conflicto existe pero si esperamos a que termine la inestabilidad social y política, después quizá no quedará nada de la vida salvaje. Necesitamos comenzar a preocuparnos hoy”.