RESRVE

¡Esta mamá se encontró una gigantesca tarántula en su casa y casi le da un PATATÚS!

Date August 23, 2016 19:18

Debe haber una larga lista de cosas que ninguna mamá quiere encontrarse cuando está haciendo la limpieza de su casa. Así, pensando rápido se me ocurren:

1. Una pieza de tu losa favorita en pedacitos.

2. Una granada de mano activa.

3. Una horrible, venenosa, peluda, y muy viva tarántula de casi 20 centímetros de largo.

Siendo estrictos, las 2 primeras opciones podrían arrancar un sobresalto y quizás un gran enfado, pero, la tercera opción tiene todo el potencial de crear infartos y embolias de forma espontánea, en el peor de los casos, y un estado catatónico, en el mejor de ellos.

Si esto te sucediera, no pierdas tiempo pensando en tonterías como el decoro y la compostura, te está permitido gritar a cualquier decibel que gustes y correr a la velocidad que más te acomode.

theladbible / Dan Charity

Esto le sucedió a Lyndsey Herlihy, una mamá británica de 32 años que simple y sencillamente les tiene pavor a las arañas.

Lyndsey estaba haciendo la limpieza en el patio de su casa de South Ruislip, al oeste de Londres, y se encontró, lo que pensó en ese momento que era, un juguete. Pero, entonces comenzó a mover sus 8 patas peludas al mismo tiempo.

thesun / Lyndsey Herlihy

Ella dijo: "Le tengo miedo a las arañas de cualquier forma, así que encontrarme esa criatura fue aterrador”.

Lyndsey tomó a sus hijas, Elsie y Megan, se metió corriendo a una habitación, dejó a las niñas sobre la cama y llamó a la RSPCA (Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals – La Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad Hacia los animales), pero se negaron a ir por la araña gigante si Lyndsey no la tenía a la vista.

thesun / Lyndsey Herlihy

Pero el monstruo peludo había desaparecido. Así que, toda la familia, sin muchas ganas, por cierto, se dedicó a ubicarla de nuevo. Y fue Thomas, el marido de 33 años, quien dio con el arácnido, que se escondía detrás de la tubería del desagüe.

thesun / Dan Charity

Lyndsey señaló que: "Cuando la mujer del RSPCA llegó estaba asustada, creo que estaba esperando un araña casera, pero cuando la vio se puso muy nerviosa”.

thesun / Lyndsey Herlihy

No podemos culparla, se trataba de una tarántula Poecilotheriinae de la india, con unos colmillos casi 2 centímetros de largo. Aunque no es letal, puede producir mucho dolor y calambres intensos.

thesun / Lyndsey Herlihy

Afortunadamente, La tarántula no fue lastimada, incluso, le encontraron un nuevo hogar donde vive tranquila, sin humanas histéricas que griten y la asusten tanto como aquella señora escandalosa y sus 2 hijas.