ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Ella perdió a su hija hace 30 años. Hoy en día, ¡es madre de 800 niñas abandonadas!

Date January 18, 2017 00:28

La cuna fuera del hogar Lucknow puede parecer extraña para los transeúntes, pero para las niñas huérfanas y abandonadas, significa amor, calidez y cuidado maternal. La doctora Sarojini Agarwal, que ya tiene 80 años de edad, es la madre para las niñas en Manisha Mandir, donde cría a sus hijas adoptivas. Curiosamente, el hogar indigente debe su origen a la tragedia, que golpeó a Sarojini hace más de tres décadas.

Twitter

Su hija de ocho años de edad, Manisha, murió en un accidente de tráfico en 1978. El accidente fue muy doloroso para la doctora Agarwal. Nacida y criada en Jodhpur, con un doctorado en literatura hindú, la Dra. Agarwal era entonces escritora y había sido autora de cuentos y libros de poemas, novelas, e incluso había escrito una autobiografía. Sarojini tuvo la idea de una casa hogar junto a su marido y su hijo mayor, quien se graduó de ingeniero.

Twitter

Y así, Manisha Mandir fue puesta en marcha en 1985 con tres habitaciones en su propia casa y con la Dra. Agarwal invirtiendo en ella todo el dinero que había ganado en regalías de sus libros. La primera chica que se adoptó fue un niña sordo-muda cuya madre, una divorciada, había muerto al dar a luz. Otras fueron recogidas en las calles o encontradas fuera de los burdeles.

Twitter

La Dra. Agarwal comenzó a colgar la cuna de la vida cerca de la puerta de su casa, para que dejaran ahí a los bebés, en lugar de en las calles. Con los años, Manisha Mandir ha cambiado de dirección un par de veces y ahora está alojada en una casa en expansión, de tres plantas, en la zona de Gomti Nagar Lucknow.

Twitter

Cuenta con una biblioteca bien surtida, un laboratorio de computación, talleres de manualidades, salas de recreación, dormitorios, jardines con columpios, baloncesto y pistas de bádminton, y una sala de televisión, entre muchas otras instalaciones. También las niñas aprenden a coser, tejer y se enseñan otras habilidades vocacionales.

Twitter

La Dra. Agarwal también asegura que las niñas reciban la mejor educación posible. Las niñas abandonadas y huérfanas, acogidas por Manisha Mandir en la casa, se quedan hasta la edad de 17 o 18 y luego son animadas a trabajar. Hasta la fecha, cerca de 800 niñas han estado alojadas en el hogar y muchas de ellas han dejado su huella como gerentes de bancos, maestras y directoras, mientras que otras se han casado en buenas familias.

Twitter