ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Tiene 86 años y pudo deshacerse de su joroba… ¡ahora camina completamente erguida!

Date October 18, 2016 16:21

Ella se llama Anna Pesce y tiene 86 años. Dos años atrás, cuando estaba visitando a sus nietos en Carolina del Sur, su espalda se colapsó cuando intentó subir unas escaleras. Fue un evento muy doloroso que la dejó en silla de ruedas porque no ya podía caminar.

kphotok/Kevin Kelley/Stephen Yang

Pero Anna llevaba ya 20 años viviendo con una joroba y dolores insoportables, resultado de una hernia discal, escoliosis y osteoporosis, que ha debilitado sus huesos y ha conducido a la curvatura de su columna vertebral.

Anna señala: “Lo intenté todo: acupuntura, un fisioterapeuta y un quiropráctico. Me sentía bien por un tiempo, pero el dolor regresa poco después”. Pero, lo que finalmente logró devolverle la postura y la sonrisa fue, increíblemente: yoga.

nypost/Stephen Yang

Cuando regresó de su viaje a Carolina del Sur, comenzó a trabajar con una instructora de yoga que le cambiaría la vida.

nypost/Stephen Yang

Rachel Jesien, de 28 años, también sufre de escoliosis y se especializa en el cuidado de la espalda.

yahoo

Iniciaron despacio, una vez por semana. Con ayuda de correas Rachel comenzó a trabajar sobre la espalda de Anna.

nypost/Stephen Yang

Un mes más tarde, Anna pudo volver a caminar y guardar la silla de ruedas en el fondo del armario.

yahoo

Las correas son una parte fundamental para corregir su postura.

yahoo

Algunas posturas le ayudan a sentir menos dolor.

yahoo

Por ejemplo, cuando siente dolor en la cadera, se sienta en una silla y coloca su tobillo sobre la rodilla.

baixadavivanoticias

Jesien dice que el yoga, bajo la dirección de un especialista en cuidado de la espalda, puede fortalecer la densidad ósea, los músculos y aliviar el dolor causado por la osteoporosis, osteoartritis y otras condiciones que afectan a la espalda de las personas de la tercera edad.

Dos años después del evento que la dejó inmovilizada, Anna camina erguida y lleva una vida normal, feliz y más animada a sus 98 años.