Lo que ha inventado esta mujer es una tranquilidad para los padres de niños especiales

Estilo de vida y salud

Es común ver a los padres en los supermercados con los niños sentados en los carritos. Y hay sillas especiales para los más pequeños, los más grandes a veces van hasta parados. Pero pocas veces pensamos en los niños con necesidades especiales que no tienen esa motricidad para ir parados o bailando, o que incluso les cuesta caminar.

Justamente para eso Drew Ann Long diseñó un carrito especial para que los padres no se separen de sus hijos y que su tamaño no sea ningún problema.

Esta silla, la Caroline’s Cart, está hecha para que los niños con necesidades especiales, particularmente con discapacidades motoras, puedan acompañar a los padres en el supermercado sin la necesidad de una silla de ruedas u otro carrito más aparatoso.

Lo mejor de todo es que no solamente funciona para los niños, sino que para cualquier persona que le encuentre utilidad. En sus primeras compras, también la han utilizados personas mayores a las que les cuesta mucho trabajo caminar.

La idea del Caroline’s Cart surgió cuando la hija de Drew Ann, Caroline, creció demasiado como para poder ir sentada en el carrito de compras. Claro que la mamá no quería dejar a su pequeña en casa cuando fuera al supermercado, pero no había otra opción para la ya no tan pequeña Caroline. Así que junto a su esposo fundó su propia compañía, diseñó la silla y la patentó.

Hoy ya se vende en línea y espera a que se pueda vender en las mayores tiendas. Definitivamente será un producto que hará feliz a una inmensa cantidad de familias alrededor del mundo.

Fotos: Caroline's Cart – Facebook