INSPIRACIÓN

Por fuera parecen simples cabañas, pero por dentro son... ¿Una estrategia militar secreta?

Date October 11, 2016 19:57

Bien dicen que en la guerra y en el amor, todo se vale. Y muy válido, e incluso completamente necesario, es engañar al enemigo, hacer que piense que está a salvo justo antes de atacar.

Fue así que construyeron decenas, tal vez cientos, de pequeñas cabañas campiranas en Suiza durante la Segunda Guerra Mundial.

Y es que realmente no son cabañas, se tratan de bunkers de concreto perfectamente adaptados a engañar al ojo humano de que son cabañas.

Estas construcciones son el objeto del trabajo del fotógrafo Christian Schwager en su proyecto “Chalets falsos”. Y dio con la idea por mera casualidad, cuando encontró una de estas cabañas y descubrió lo que era en realidad: uno de los secretos militares mejor guardados por el gobierno suizo.

Y es que estos chalets fueron construidos en medio de los pueblos, de los caminos, no eran solamente puestos en las montañas aisladas. Schwager ha fotografiado ya alrededor de 100 y calcula que hay en total hasta 250.

Aún muchas de estas cabañas se mantienen en secreto. Desde que Schwager le dio su nombre y su proyecto se fue popularizando, el gobierno suizo ya ha reconocido un par de los bunkers e incluso los ha adaptado para el turismo.

Y son una verdadera obra de arte. La forma en que camuflaron el concreto es simplemente asombrosa. No solamente hicieron que el concreto pareciera madera, sino que también le pintaron la luz del sol, las sombras, todo, para que siempre pareciera una casa.

Fotos: Christian Schwager