RESRVE

Un hombre sin hogar que vio en el retrovisor llamó su atención y su día cambió totalmente

Date August 19, 2016 12:58

Morissa, una mesera de Hooters, en Phoenix, Arizona, y artista del maquillaje profesional, se dirigía a su trabajo esperando nada más que otro día ordinario. Pero no sabía que su día sería todo menos eso.

Hace poco, Morissa entró al estacionamiento de Hooters y notó a un hombre con barba, algo desaliñado y estaba sentado en la banqueta. En lugar de meterse al restaurante de inmediato, Morissa se acercó para preguntarle si se encontraba bien.

Morissa publicó en Facebook lo siguiente:

"El día de hoy, cuando llegué al trabajo, se me ocurrió mirar en el espejo retrovisor y vi a este hombre sentado en la banqueta de enfrente. Su nombre es Rick. Me acerqué a él y le pregunte si estaba bien... apenas pudo murmurar un: no; bajó la mirada y comenzó a sollozar. Le pregunté si tenía hambre... y él contestó: mucha”.

Este pequeño acto de bondad fue suficiente para provocar que el desconocido rompiera en llanto.

“Le ayudé a incorporarse y lo tome del brazo”.

Morissa se presentó y le explicó que trabajaba en el Hooters que estaba ahí en frente y le dijo que sería bienvenido. Ella misma le asignó una mesa y le dijo que podía pedir lo que quisiera, “yo invito”.

Mientras esperaban la comida ambos se pusieron a conversar, y Rick le contó que era de Ohio, que un coche lo había atropellado y no podía ir al hospital debido a que prácticamente no tenía nada a su nombre - ni siquiera una credencial que lo identificara.

“Me mostró su collar, que dice “Phillipians 4:13. Me dijo que era lo único que tenía”.

Entonces, ambos lloraron.

Otras personas en el restaurante también notaron su presencia, incluso, le mandaron un postre.

Cuando Rick terminó de comer, le expresó su agradecimiento a Morissa y le dijo que su fe se había restablecido por completo. Para recordar el momento, Rick sacó un peine pequeño y se peinó la barba para que se tomaran una foto juntos:

Pero antes de marcharse, Rick le entregó a Morissa algo que no se esperaba: Su collar.

“Este hombre me dio el único objeto de valor que poseía. Esa es una deuda que nunca seré capaz de pagar".

Photos: facebook

"Nunca olvidaré a Rick y los pocos momentos que pasamos juntos. Por favor, recuerda que debes ser amable. Recuerda que debes ayudar en lo que puedas y debes hacerlo desinteresadamente.

Si puedes, comparte esto como un recordatorio, y también para que más personas puedan enviar sus pensamientos positivos para Rick y las demás personas sin hogar que lo necesitan. Y que el resto de tu día sea maravilloso".