Su novio le propuso matrimonio y ella lo rechazó, pero no faltaba amor, algo sobraba…

Ella se llama Claire Crowthers, ahora tiene 31 años, y así lucía cuando pesaba unos 90 kilogramos, hace años.

viralistas

En esa época, Claire ya era madre, y sus horarios de trabajo irregulares como partera la obligaban buscar comida rápida y platillos pre-cocidos en numerosas ocasiones, hasta que la situación se salió de control, comenzó a ganar peso, y llegó al punto en que ya no se reconocía frente al espejo.

walesonline

Claire comenta:

"Mi salud a largo plazo estaba en peligro, fui clasificada como obesa mórbida y era un mal ejemplo para mi hija. No podía soportar la persona que veía en el espejo, cada foto que me tomaba era tan mala que las eliminaba de la cámara para no tener que mirarme, e incluso me había negado a casarme con mi novio en tanto yo siguiera con sobrepeso".

Así, es, cuando su novio le propuso matrimonio, ella se negó. Ciertamente lo amaba, pero no quería caminar hacia el altar sintiéndose atrapada en ese cuerpo, resultado del estilo de vida que estaba llevando.

Entonces, Claire tomó una decisión que afectaría el resto de su vida: cambiaría su estilo de una vez y por todas.

facebook

Comenzó inscribiéndose en una clase de fitness donde perdió más de 25 kilos en 10 meses. Era un buen comienzo, pero aún no era suficiente, de hecho, apenas estaba comenzando.

facebook

El siguiente paso involucraba también a su novio (quien siempre la apoyó en cada paso) y fue inscribirse ambos a un gimnasio para ejercitarse regularmente. Claire utilizó el “Bodycombat”, Spin, y “Bodyattack”, para ponerse en forma.

facebook

El ejercicio no significaría mucho si ambos no seguían una dieta saludable, y así lo hicieron. Se acabaron las hamburguesas, la comida chatarra y los antojos. Claire perdió otros 13 kilos.

facebook

Podemos ver que ella cambió radicalmente. Era una persona más saludable y feliz. Finalmente estaba cómoda con su propio cuerpo y ya estaba lista para probarse ese vestido de novia.

viralistas

En Octubre de 2014, Claire y Stephen, tras una sorprendente transformación (de ambos), finalmente contrajeron matrimonio.

viralistas

Aquí los vemos junto a su hija Molly.

viralistas

Ella señaló que: “el apoyo de mi esposo fue una parte integral para lograr bajar de peso y trabajar en conseguir una meta, juntos. Fue genial”.

viralistas

Ahora Claire es otra persona totalmente:

facebook

“Me siento increíble, mi salud mejoró, ya no odio a la persona que veo en el espejo, y tengo la confianza para salir y vivir mi vida al máximo".

facebook

¡Y vaya que lo ha logrado!