Vio a su hija sin vida en la piscina y se le detuvo el corazón. Luego los doctores dijeron ESTO...

Familia y niños

January 18, 2017 15:10 By Fabiosa

El 31 de diciembre del 2013 es un día que Ruslan y Anastasia Odonec difícilmente podrán olvidar. Estaban celebrando el año nuevo con sus hijos, sus amigos y sus padres en su nueva casa. Que según los Odonec resumía el esfuerzo de toda una vida de trabajo y era su versión del paraíso en la tierra.

VK

No obstante, su historia se volvió trágica en cuestión de minutos. Mientras estaban en la cocina preparando la comida con la que inaugurarían el año, vigilaban a sus hijos a la distancia, Radomir de 5 años y Alesya de 3 años, quienes jugaban con un primo mayor. De repente notaron que estaban un silencio muy extraño. No se escuchaba la contagiosa risa de la pequeña Alesya.

Ruslan comenzó a buscar extrañado. Pronto se encontró corriendo de habitación en habitación por toda la casa, hasta llegar al sótano donde estaba la sala de deportes. Fue ahí donde halló a su hija Alesya sin vida al fondo de la piscina.

VK

Saltó al agua, tomó su cuerpo y la acostó en el piso. Ella no respiraba.

Anastasia bajó a la sala de deportes y cuando vio a su hija comenzó a gritar. Luego colapsó en el piso, inconsciente. Los abuelos llamaron una ambulancia mientras Ruslan intentaba revivir a la pequeña. No sabía en realidad nada de primeros auxilios, sólo imitaba lo que había visto en la televisión. Presionó su pecho una y otra vez, e intentó la respiración boca a boca.

Diez minutos después llegó la asistencia médica, los paramédicos alejaron a Ruslan de Alesya e intentaron revivirla. Un par de minutos después, la pequeña niña fue declarada muerta. Ruslan les rogó que hicieran cualquier cosa, pero ellos estaban llenando el reporte.

VK

El joven padre no podía aceptar que su pequeña se hubiera ido, por lo que se arrodilló a su lado y continuó intentando reanimarla, presionando su pecho nuevamente. Continuó bombeando aire a sus pulmones y presionando su pecho.

De repente, sintió una débil palpitación. 40 minutos después de que la sacó del agua, su corazón había vuelto a palpitar.

El equipo médico no podía creer que media hora después de haberla declarado muerta, la niña respirara de nuevo. Alesya fue llevaba al hospital inmediatamente porque había caído en un coma. Durante varios días los médicos lucharon por mantenerla con vida.

VK

Después de temer lo peor, la condición de Alesya se estabilizó. Fue llevada a una clínica especial en Moscú, donde recibió los más modernos tratamientos.

Dos semanas después, despertó. Los médicos temían que no se pudiera recuperar por completo y sus miedos parecían confirmarse: Alesya no podía hablar, ver o moverse.

No obstante, Alesya volvió a sorprenderlos. Durante el siguiente par de semanas mostró tal determinación que comenzó lentamente a hablar de nuevo. Eventualmente recuperó la vista y dio sus primeros pasos.

VK

Tomó algún tiempo, pero finalmente Alesya se recuperó por completo.

Para leer más artículos inspiradores sobre niños que vencen cualquier pronóstico, puedes seguir los siguientes enlaces:

Internet responde los deseos de un padre dolido de una forma absolutamente conmovedora

Gemelas siamesas vencen todos los pronósticos y sobreviven a su separación