RESRVE

En este pueblo alemán hay casas que no han subido el alquiler desde el año 1520

Date September 20, 2016 16:59

En este mundo tan grande, existen aquellos que duermen y despiertan en una casa propia… ¡afortunados! Pero la enorme mayoría despertamos en un hogar rentado, sea casa, departamento, habitación, bodega o terreno.

Para nosotros, una parte considerable de nuestro salario mensual se va en pagar las paredes y el techo que forman nuestro hogar. En ocasiones, esa “parte considerable” puede significar el 40 por ciento, el 50, o más.

Por supuesto, las rentas dependen en la construcción en sí, pero también dependen en mucho de la ubicación. Puedes encontrar departamentos en Manhattan, Nueva York, por 20.000 dólares mensuales, o puedes encontrar casas en Augsburgo, Alemania, por la sorprendente cantidad de 88 centavos…. ¡anuales!

Efectivamente, dijimos 88 centavos, y no estamos hablando de una caja de cartón en un terreno baldío, estamos hablando de una casa moderna y amplia.

Se trata del complejo Fuggerei, el proyecto de vivienda social más antiguo del mundo, promovido en el siglo XVI por el banquero y comerciante adinerado Jakob Fugger.

A lo largo de los años, muchas personas han residido en esas viviendas y nunca han tenido que pagar más, dado que el alquiler jamás se ha incrementado, el precio de 88 centavos de euro por el arrendamiento para todo un año se ha mantenido y seguirá manteniéndose indefinidamente.

Bienvenidos a Fuggerei, en Augsburgo, Alemania, el proyecto de vivienda social más antiguo del mundo que no ha subido el precio de sus alquileres desde 1520

El creador de este concepto, Jakob Fugger, fue el hombre más rico de su tiempo y desarrolló una zona residencial con viviendas sociales para los pobres de Augsburgo, de manera altruista.

El proyecto ha continuado funcionando desde aquel entonces y cuenta con 147 departamentos de 60 metros cuadrados cada uno.

Pero, como todas las cosas buenas en la vida, tiene su detalle. Las condiciones para acceder a una de estas viviendas se establecieron en la época en que se fundaron, allá en el siglo XVI: “Haber vivido al menos dos años en la ciudad, ser de la fe católica y ser indigente sin deudas”.

Si acaso logras “cumplir” con los requisitos, pagarás 88 centavos al año por una de estas viviendas:

Sin lujos ni muchos detalles, cuentan con una sala bastante grande…

Una cocina y comedor…

Un baño completo que incluye una lavadora, calentador de agua, y todos los servicios necesarios…

Los dormitorios amplios y acogedores. El número dependerá del tipo de vivienda asignada.

El complejo de viviendas de Fuggerei también atrae turistas, y eso significa que llegan ingresos extras para el pueblo, con los 4 euros que vale el ticket para visitar el complejo de viviendas.

Photos: fugger

Por supuesto, la entrada a las residencias no está permitida dado que todas están ocupadas, pero Fuggerei ha mantenido una vivienda sin habitar como modelo (la de las imágenes) para que los visitantes puedan conocerlas de primera mano en los últimos 496 años.