ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Padecía cáncer y sólo le quedaban pocos días, pero dicen que siempre hay lugar para los milagros

Date October 12, 2017 21:48

Dos cosas son ciertas, hay personas que son increíblemente fuertes y capaces de resistir a todas las pruebas de la vida, por más difíciles que sean, y otra, que los milagros realmente existen. Estas dos cosas convergen de forma increíble en la historia de Ashley.

adhallford / Youtube

Esta linda joven, tenía apenas tenía 26 años, estaba casada y esperaba a su primer hijo con 32 semanas de embarazo. Todo era perfecto hasta que sintió un pequeño y suave bulto en la espalda. Al principio pensaron que era una infección, después supieron que realmente era un tumor cancerígeno altamente agresivo y en estado muy avanzado.

adhallford / Youtube

Quizá te interese: Eliminar este hábito al dormir puede ayudar a prevenir el cáncer de mama

La condición de salud de Ashley hizo que el parto se le adelantara y apenas con 33 semanas, el bebé nació, pesando menos de 2 kilos pero totalmente sano. Tan solo tres días después, Ashley recibió una cirugía y comenzaría poco después una muy difícil quimioterapia y otros procesos muy complicados.

adhallford / Youtube

Y aunque la salud de Ashley se deterioraba muy rápidamente, ella siempre mantuvo la fe en que un milagro ocurriría. La quimioterapia la había dejado sin cabello y el cáncer había llegado a su hígado, pulmones y cerebro, incluso había infectado sus ojos y ya no podía siquiera abrir el derecho.

adhallford / Youtube

Quizá te interese: Cáncer Cervical: Todos los factores de riesgo y las posibles formas de prevenirlo

Pero en el momento más terrible, ocurrió algo muy difícil de explicar. Ashley, desesperada, había comenzado a asistir a una iglesia en la que encontró muchas personas preocupadas por ella. Y justamente cuando ella esperaba que le dijeran que ya nada se podía hacer por su salud, recibió una respuesta similar: “Ya nada se debía hacer”. El cáncer había desaparecido, por completo, sin rastro alguno. Ashley estaba sana y no pudo sino agradecer a Dios y a todas las personas que estuvieron siempre ahí.

adhallford / Youtube

12 años después y nadie se explica el gran milagro que le fue regalado a Ashley. Ya su hijo está grande y saludable y ella hermosa y feliz de haber recibido una increíble segunda oportunidad.

Fuente: adhallford / Youtube