VIDA REAL

10 preguntas que toda persona debe hacerse antes de plantearse el divorcio

Date November 28, 2017 16:52

El divorcio es una experiencia sumamente difícil que puede llegar a ser una de las más complicadas de toda la vida. La ilusión que hizo que una pareja se amara tanto como para casarse y comprometerse al “felices por siempre” parece desvanecerse en medio de los problemas de la vida. Es importante no tomarse la posibilidad del divorcio a la ligera. La relación de pareja debe intentar preservarse siempre que no haya abusos físicos y emocionales insalvables en la relación.

Es por ello que según los expertos, estas 10 preguntas deben ser respondidas antes de tomar una decisión que definitivamente va a cambiar la vida radicalmente.

1. ¿Cuál sería la forma de salvar el matrimonio?

Es recomendable que la pareja escriba, cada uno por separado, una lista de las cosas que consideran que pueden salvar el matrimonio, para luego compartirlas. Esto ayudará a entender mejor qué es lo quiere la otra parte. Es importante que sean cosas reales y posibles.

2. ¿Ambos han expresado aquello que les molesta de la relación?

La comunicación es vital. Se debe expresar con sinceridad todo lo que se siente. Con amabilidad, se le debe pedir a la pareja que escuche atentamente y luego él o ella tendrá la oportunidad de exponer su punto de vista.

3. ¿Estarías más feliz sin tu pareja?

Es importante responder a esta pregunta. Poner en una balanza lo bueno y lo malo. ¿Qué pesa más?

4. ¿Están claros los roles de cada uno en la relación?

La pareja debe decidir qué roles asumirá cada uno y cómo deben comportarse. No hay que dejarse llevar por estereotipos sociales sino por lo que realmente sea bueno para la relación de acuerdo a los límites y funciones que se establezcan.

5. ¿Cuáles son los principales temores si se tomara la decisión de divorciarse?

Muchas personas tienen miedo a estar solas o a no encontrar de nuevo el amor. Es importante reconocer que después del divorcio, es posible que realmente esto puede pasar.

QUIZÁ TE INTERESE: Catherine Siachoque y Miguel Varoni: enamorados y felices después de 21 años de matrimonio

6. ¿Aún hay amor?

Esta es una pregunta muy importante pero delicada. Desafortunadamente, el amor no lo es todo pero sí es imprescindible. Si hay amor, lo que falta es compromiso y respeto; esto podría realmente salvar la relación.

Antonio Guillem / Shutterstock.com

7. ¿Cómo se explicaría el divorcio a los hijos y cómo se manejaría la situación tras haberse finiquitado?

Esto es particularmente difícil. Ambos siempre serán padres de sus hijos. Se debe pensar en cómo se les comunicaría a los hijos la decisión y cuál sería la mejor manera de afrontarlo en caso de que suceda. Los hijos no son una excusa para mantener un matrimonio infeliz pero sí una razón para pensarse dos veces una potencial separación.

8. ¿Cómo se resolverán las tareas cotidianas de las que se encargaba el otro cónyuge?

Cosas tan cotidianas y simples como ir al supermercado, estar pendiente de las cuentas, ir a las reuniones escolares. Muchas veces esas pequeñas cosas se olvidan y se resta valor a lo que el otro cónyuge hace por el bien de la relación.

9. ¿Qué se debería hacer para evitar cometer los mismos errores más adelante?

Ya sea que se decida separar el matrimonio o no, se debe pensar en que a futuro, hay que evitar contribuir al fracaso de la relación. Es importante hacer autoexaminación, reflexión y recordar las fallas para no volver a cometerlas.

10. ¿Cómo te afectaría económicamente un potencial divorcio?

Los divorcios suelen traer problemas económicos. Es importante plantearse esta situación antes de decidir. Dos son más fuertes que uno y si bien, no se debe mantener una relación por lo relacionado al dinero, puede ser un buen punto para reflexionar en pareja.

Monkey Business Images / Shutterstock.com

Hay ocasiones en las que el divorcio es la única salida, pero hay muchas otras en las que dos seres humanos que se aman, pueden resolver sus diferencias y vivir felices para siempre.

Fuente: Hoy Bella

QUIZÁ TE INTERESE:

Con 81 años de casados, estos ancianitos son un ejemplo de amor para sus 65 nietos y 110 bisnietos