TRUCOS

9 Pequeñas tareas que harán que el hogar se mantenga fresco y organizado sin mucho esfuerzo

Date December 5, 2017 15:49

Muchos de nosotros le huimos a la limpieza del hogar porque pensamos que es una tarea interminable. Lo cierto es que si se realizan pequeñas tareas diarias y no se abandona la limpieza de la cocina, por ejemplo, jamás tendremos una rascacielo de trastes.

Los siguientes nueve hábitos no te llevarán mucho tiempo y te será mucho más fácil escuchar la palabra “limpiar” si los pones en práctica. ¡Empieza con pequeños pasos!

1. Lavar y planchar.

FabrikaSimf / Shutterstock.com

No tiene sentido hablar de orden cuando tu cesto de la ropa sucia está lleno y hay ropa tirada por doquier. Aquí te diremos un pequeño truco: si no eres fan de la plancha, mantente ocupado mientras haces esta tarea. Mira una película que te guste y combina trabajo con placer. Establece un periodo fijo para lavar, alrededor de 2 veces por semana.

2. No posponer.

¿Conoces el significado del término dilación? Es el hábito de posponer constantemente eventos importantes y casos urgentes, causando problemas en la vida y efectos psicológicos perjudiciales. Por supuesto que lo conoces, de lo contrario no tendrías que hacer frente a esta emergencia de desorden.

3. Tender la cama.

MintImages / Shutterstock.com

Lo más importante en la mañana es tender la cama. Muchos psicólogos creen que una cama ordenada le proporciona al cerebro una señal para empezar el día laboral. Además, organiza el espacio en tu dormitorio o sala. No seas perezoso para tender la cama y acomodar las almohadas cuando despiertes. ¡Se siente bien ver una habitación con la cama tendida!

READ ALSO: No sólo los platos deben lavarse a diario, estas 7 cosas del hogar no deberían esperar para limpiarse

4. Doblar la ropa.

Después de un arduo día de trabajo, lo último que quieres hacer es colgar vestidos o pantalones en el estante. Pero es de vital importancia no cometer errores en ésto. Es el doble de difícil recoger la ropa por toda la casa, plancharla y ordenarla.

5. Fregadero limpio en las mañanas.

Andrew Rafalsky / Shutterstock.com

A muchos de nosotros nos es familiar la situación de levantarnos en la mañana y encontrar un fregadero lleno de platos sucios. Eso mata la ilusión de desayunar o cocinar algo ahí. Sigue la regla de lavar todos los platos por la noche para tener un fregadero limpio en las mañanas y poder preparar un rico desayuno.

6. Planear.

Ten días específicos para hacer ciertas tareas: por ejemplo, los lunes de limpiar el baño, jueves de lavar ropa, sábados de planchar, etc. De esta manera la incertidumbre ya no te asustará. Verás exactamente lo que se necesita hacer y con lo que ya cumpliste. ¡Y la limpieza ya no te parecerá un proceso sin fin!

7. Cada cosa en su lugar.

urfin / Shutterstock.com

IKEA® es un buen ejemplo a seguir. Ellos entienden que el número de lugares de almacenamiento es igual al orden. Cuantos más cestos, cajas y contenedores tengas, más estará tu casa ordenada.

8. Lavar de inmediato

De alguna manera pocos saben que si lavan los platos y el horno junto con la cocción de los alimentos no tendrán que quedarse limpiando la cocina hasta la medianoche. Lo mismo ocurre con los espejos: límpialo de inmediato cuando veas manchas o suciedad. No conviertas la limpieza en un ritual.

9. No te vayas a dormir hasta que la cocina esté limpia.

Es una regla de oro. La cocina es un lugar diseñado para darnos calor y alimentarnos. Es nuestro sitio de poder. No es de extrañar que cuando vemos la cocina sucia en la mañana nos sentimos destrozados. Los malos olores, manchas y suciedad son más difíciles de quitar al día siguiente. ¡Hazla tu regla!

Convierte estos consejos en tus hábitos y pronto tendrás un hogar ordenado y limpio.

Fuente: Wikr

QUIZÁ TE INTERESE:

5 Consejos que ayudarán a facilitar, organizar y agilizar los procesos de limpieza del baño y la cocina

3 Labores domésticas de limpieza que pueden ser peligrosas para la salud y consejos para disminuir sus riesgos