ESTILO DE VIDA Y TENDENCIAS

Este bebé fue adoptado por una familia de perros y una tierna gatita y ya nadie los puede separar

Date December 14, 2017 17:31

No es la primera vez que escuchamos decir que el perro protege a los niños. Sin embargo, lazos tan fuertes como los que han desarrollado estos peludos de 4 patas con el bebé de la familia es algo inédito. Ellos son Roxy, Edith, Rosie y Jake y la felina es Mia.

Los 4 perros y el gato forman parte de la familia de los Boggs, un matrimonio que adora los animales y les ofrece hogar y amor incondicional. Cuando la pareja decidió tener un bebé se inquietaron por sus hijos adoptivos, pero lo que ellos no sabían es que Roxy, Edith, Rosie, Jake y Mia tienen un comportamiento defensivo instintivo.

Cuando los Boggs llegaron a casa con el bebé Sonny, sus hijos adoptivos comprendieron que debían sumarlo a la manada y protegerlo.

Todos han desarrollado un agudo sentido de vigilancia y protección ante la presencia de Sonny. Tal es así, que si el pequeño llora, ellos se dividen la tarea: una parte se queda velándolo y la otra corre a buscar a los Boggs.

QUIZÁ TE INTERESE: La nana de este bebé tiene 4 patas y mucho pelo, pero es insustituible. Este par simplemente se adora

Kasey, la madre humana de esta gran familia, relató así la experiencia:

Lo amaron y lo respetaron desde el principio. Fue maravilloso. Mia está constantemente vigilándolo a la distancia. Se acuesta en unos almohadones y vigila que se encuentre seguro todo el tiempo.

La clave para alcanzar esta armonía ha sido la socialización. Los Boggs han logrado que Roxy, Edith, Rosie, Jake y Mia incorporen a Sonny y lo hagan miembro de la manada, gracias a ciertas técnicas de presentación. Así, los hijos peludos de 4 patas no ven a Sonny como un intruso que amenaza con robarles el cariño de sus padres, sino como un hermano al que deben proteger y mimar.