NOTICIAS

Cuando esta mujer supo que la habían robado, ella no acudió a la policía sino al propio ladrón

Date October 19, 2017 05:29

¿Cual es la actitud cuasi “normal” de los seres humanos cuando son violentados, agredidos o despojados de sus bienes? En la mayoría de los casos, cuando una persona es atacada por otro, la reflexión no llega; antes llegan la ira, la sensación de impotencia y la necesidad de justicia. Pero, ¿qué significa justicia en una sociedad que promueve la desigualdad social, una de las principales causas de la violencia y el crimen?

Cuando Jessica Eaves fue robada por un hombre en un supermercado, ella no buscó la justicia que todos pretendemos, sino una diferente.

pixfly / Shutterstock.com

Jessica estaba haciendo sus compras, como de costumbre, cuando se percató de que el monedero no estaba en su bolso. Sin embargo, algo en ella le impidió gritar y buscar a la policía. En cambio, Jessica prefirió hallar ella misma al “culpable” y caminó por los pasillos hasta encontrarlo. Ella solo podía pensar: ¿debo perdonarlo o acusarlo?

Quizá te interese: ¿Te imaginas una cartera con cámara antirrobo, GPS y alarma? ¡Llegará al mercado en Navidad!

Kagai19927 / Shutterstock.com

Ahora bien, cuando halló al ladrón caminó hacia él muy ecuánime y le dijo:

Sé que tienes mi monedero, así que te doy 2 opciones: me lo regresas y te acompaño a la caja y te pago lo que vas a comprar, o llamo a la policía.

Como era lógico, el hombre le devolvió su pertenencia y fue hasta la caja con ella para pagar sus compras.

Syda Productions / Shutterstock.com

Jessica no buscaba encarcelar al hombre, sino entender las razones que lo condujeron a acometer tal acto.

El hombre quedó tan impactado por la acción de Jessica que rompió en llanto. Él no sabía cómo agradecer este gesto de una mujer extraña.

En realidad, lo que hizo Jessica no fue más que ir a la raíz del problema: la pobreza que domina sobre las sociedad. Allí se hayan las razones de tales actos. Su bondad consistió en tratar de entender a la persona y no de juzgarla. Ojalá todos pensáramos y actuáramos de igual manera.

¿Qué piensas de lo que hizo Jessica? ¿Te atreverías a hacer lo mismo? ¡Cuéntanos en los comentarios y no dejes de compartir este artículo con familiares y amigos!

Fuente: Huffington Post

Quizá te interese:

Cuando encontró al ladrón que le robó su bicicleta, decidió engañarlo… ¡y robarla de vuelta!

Este niño se robó un autobús urbano y paseó por toda la ciudad… ¡y sólo tiene 9 años!