RESRVE

El video de cuando esta cachorra es rescatada del sótano donde la encadenaron enternece el alma

April 10, 2018 18:07

Los miembros de Stray Rescue of St.Louis, una organización sin fines de lucro que se encarga de rescatar animales abandonados y maltratados, recibieron una llamada que les partió el corazón en dos. La persona que los llamó se trataba de un nuevo dueño que antes de mudarse a su nueva casa notó que en el sótano habían dejado algo y no eran muebles.

Esta perrita de la rasa Pitbull estaba encadenada a una de las vigas del sótano de la casa.

Stray Rescue of St.Louis Official / YouTube

Nadie sabe por qué ni cuánto tiempo estuvo ahí. Pero no hay rastros ni de comida ni de agua, así que los rescatistas afirman que llegaron justo a tiempo. Este video, tomado al momento del rescate, nos muestra lo feliz que se puso la perrita al ver que por fin saldría de ese infierno.

Natalie Thomson, directora de comunicaciones del grupo, afirmó:

Cuando abrimos la puerta del sótano y alumbramos con la linterna vimos una cola que se movía. La pobre casi se ahorca con la correa de lo emocionada que estaba de vernos. Cuando la liberamos, no dejaba de saltar y de dar cariño.

Quizá te interese: Primero fue rescatado de las calles, ahora es un perro de terapia que ayuda a niños en hospitales

¿Quién podría dejar a una criaturita tan bella encadenada en ese horrible lugar sin agua y sin comida? Todavía no se sabe. La casa estuvo en remodelación y la cuadrilla de trabajo solo dejó escombros, basura y a la preciosa perrita. De lo que sí se está seguro es que fue alguien sin corazón.

No hay indicios de que hubiese sido alimentada o hidratada en mucho tiempo. No había sido castrada y no tenía chip de rastreo. La cachorra tiene una personalidad muy amable y gracias a la manera como mostró su emoción, la llamamos Jumping Bean, que quiere decir frijol saltarín. – Señaló la vocera

Stray Rescue of St.Louis Official / YouTube

Afortunadamente la llamada llegó justo a tiempo y Frijol Saltarín pudo ser rescatada antes de que sucedieran daños irreversibles. Hoy la cachorra espera pacientemente ser adoptada, pero mientras tanto disfruta de jugar con todos los miembros del refugio, a quienes les muestra un amor muy grande. Esto nos demuestra que con  amor y cuidado, cualquier perro puede ser el más feliz del mundo.

Fuente: The Dodo

Quizá te interese: Este cachorrito rescatado fue llamado Frodo porque sobrevivió a un infierno equiparable con Mordor