Quería acabar con su vida por su terrible enfermedad, ¡pero no se rindió y ahora es una atleta!

Estilo de vida y tendencias

June 30, 2017 12:15 By Fabiosa

Janka Penther, quien una vez fue surfista, estaba en casa, apenas podía caminar y sólo podía respirar a través de un tubo de oxígeno. Cuando la condición pulmonar crónica estaba en su peor momento, la mujer de 35 años se sentía tan mal que le dijo a su familia que quería viajar a Suiza para ponerle fin a su vida. Janka dijo que algunos días ella no podía enfrentarse a la vida.

Daily Mail

Pero sus ganas de vivir le ganaron a su desesperación. Fue colocada en la lista de espera de donantes de órganos, y eventualmente se sometió a un trasplante de pulmones exitoso. Describiendo el momento en que encontró la fuerza para continuar, dijo: "Había una pequeña voz dentro de mi cabeza que decía: Tal vez mañana será mejor." Desde la operación, Janka ha competido en el evento "Rat Race Dirty Weekend" en el que los atletas tienen que superar obstáculos incluyendo cruzar agua, barras, muros para escalar y toboganes gigantescos.

Daily Mail

También puedes leer esto: Una enfermedad la dejó incapaz de tener hijos, hasta que unos amigos de repente sugirieron ESTO

Ahora debe competir en los Juegos Mundiales de Trasplante en Málaga, España, donde será la única paciente de trasplante de pulmón en el evento de natación de 50 metros. Penther, quien completó la carrera en ocho horas, dijo: "Hubo momentos en los que quería renunciar, pero fue increíble terminar y uno de los mejores días de mi vida. Lamentablemente todavía vivo con tiempo prestado debido a mi enfermedad, pero pienso sacar el máximo provecho a la vida. "

Daily Mail

Janka fue diagnosticada con fibrosis quística cuando era un bebé y los médicos le advirtieron a su familia que probablemente no viviría para su segundo cumpleaños. Pero prometió vivir una vida lo más activa posible, practicando sus deportes favoritos en la escuela, incluyendo baloncesto, y luego tomando surf cuando se mudó a Cornwall de adolescente.

Daily Mail

Al principio no quería someterse al trasplante, ya que tenía miedo de limitar sus capacidades. "Hubo tres inviernos muy malos. En primer lugar, tuve la gripe porcina, que tuvo un efecto muy negativo en mi capacidad pulmonar. Después, el próximo invierno, a principios de 2012, me caí en un río helado tratando de rescatar a mi perro y no pude salir, terminando con neumonía."

Daily Mail

Janka decidió aceptar el trasplante para poder atrapar una ola más como surfista, sin embargo si no resultaba exitoso, estaba decidida a viajar a Suiza y terminar con su vida. Ella recibió los pulmones de una chica de 23 años, que falleció en 2013. A las 24 horas de la operación ya podía respirar por sí sola.

Este artículo te puede interesar: Nació con 40 fracturas y tiene una enfermedad ósea incurable, pero su hermosa voz justifica su existencia

Daily Mail

Al mes siguiente, Penther salía con su familia y disfrutaba de paseos por la playa, de reuniones con sus amigos, y para el año 2014 estaba considerando volver a surfear. "Puedes hacer mucho después de un trasplante y quiero que la gente sepa eso. Para mí, participar en la carrera se trata de la libertad y el amor por la vida." Penther actualmente es encargada del equipo del Harefield Transplant Club, conocido como "Los Hamsters de Harefield", quienes ofrecen apoyo para los pacientes con trasplantes y sus familias.