5 factores que aumentan la posibilidad de enfermedades autoinmunes como la artritis

Noticias

January 18, 2018 18:48 By Fabiosa

El sistema inmunológico se encarga de crear anticuerpos que nos defienden de infecciones y enfermedades. Sin embargo, en ocasiones estos mismos anticuerpos pueden atacar nuestros órganos y células saludables por error, lo que trae como consecuencia enfermedades autoinmunes como lupus, artritis reumatoide o diabetes tipo 1, lo cual afecta a una cantidad alarmante de personas. Sólo en Estados Unidos se estima que más de 50 millones de personas padecen de algún tipo de condición autoinmune. Pero, ¿qué factores aumentan la posibilidad de tener una de estas enfermedades?

Los factores se resumen a las siguientes: genética, género, el medio ambiente al que estamos expuestos y nuestra edad.

1. Genética

Andrey_Popov/Shutterstock.com

La genética implica no sólo el hecho de tener familiares que hayan padecido alguna de las enfermedades autoinmunes, sino también el hecho de pertenecer a alguna comunidad étnica. Según la Asociación Americana de Enfermedades Autoinmunes (AARD, por su siglas en inglés), las personas de las comunidades afroamericanas, latinas, asiáticas e indígenas son tres veces más propensos a padecer enfermedades como lupus a diferencia de los caucásicos. En este caso suelen manifestarse los síntomas a temprana edad, por lo que si eres de mediana edad y no has tenido síntomas, podrías haber superado ciertos factores en el aspecto genético.

2. Género

gettyimages

Por otra parte, ser mujer también implica un factor riesgo. Se estima que las mujeres tenemos tres veces más probabilidades de tener lupus o artritis reumatoide que los hombres. ¿Por qué? Aún es incierto pero es probable que sea por las hormonas, ya que suelen aparecer los síntomas durante o después del embarazo. Aún se hacen investigaciones para determinar el motivo.

Quizá te interese: 5 Alimentos que incrementan de forma natural los niveles de hierro en la sangre para evitar enfermedades

3. Infecciones previas

Al parecer, haber padecido de infecciones bacterianas o virales nos hace más vulnerables a esta condición. No se ha determinado con certeza aún cómo estas previas hacen que seamos más propensos a tener una enfermedad autoinmune pero se están haciendo estudios para descubrir la razón exacta.

4. Ambiente al que estamos expuestos

Monkey Business Images/Shutterstock.com

Además de los factores mencionados, nos encontramos con el medio ambiente y los agentes a los que nos exponemos día a día. Hasta ahora se han mencionado medicamentos como la procainamida, elementos como el mercurio, elementos como el oro o la plata, o haber estado expuesto a infecciones previas como agentes que aumentan nuestro riesgo de padecer alguna enfermedad autoinmune. Incluso vivir con una persona que tenga la enfermedad celiaca podría aumentar nuestro riesgo de tener alguna de las enfermedades autoinmunes ya que, al estar bajo el mismo techo, nos encontramos bajo los mismos factores ambientales e infecciones que esa persona.

5. Edad

Veronica Louro/Shutterstock

La edad es también uno de los factores que hay que tomar en cuenta cuando se trata de estas enfermedades. Según expertos, por lo general las enfermedades autoinmunes se empiezan a manifestar mientras estamos jóvenes o en nuestra mediana edad. No obstante, algunos tipos se manifiestan sólo al llegar a la tercera edad, comúnmente la artritis reumatoides.

Si quieres reducir los factores de riesgos, los expertos sugieren mantener la higiene en todo momento. Aunque no podemos combatir nuestros orígenes, si de genética se trata, podemos tomar medidas para evitar contraer infecciones y cuidar nuestra salud.

A pesar de que, como se menciona anteriormente, no se sabe aún las razones por las que algunos de estos factores influyen en nosotros, lo más importante es que, si tienes síntomas, no dudes en acudir a tu doctor de confianza para aclarar todas tus dudas y prevenir de la mejor manera.

Quizá te interese:  8 errores inesperados, pero comunes, que cometemos con la comida y que ponen en riesgo nuestra salud

Fuente: Huffpost, Everyday Health, aarda.org

Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.