Primero tuvieron un niño, luego tuvieron dos. Cuando vieron la tercera ecografía, él se desmayó

Estilo de vida y tendencias

March 22, 2018 00:40 By Fabiosa

Hay algunas sorpresas que nos cambian la vida y si no, pregúntenselo a Roberto y Nia. La pareja se enamoró hace ya casi 10 años, pero se comprometieron en el año 2014. Para entonces, ya habían tenido un hijo, Shai, de 3 años de edad. Cuando se juraron amor eterno ante el altar, Nia ya estaba embarazada; de allí nacieron sus dos hijos mellizos. Con el tiempo, Nia descubrió que estaba embarazada nuevamente. En una de las visitas al médico, la enfermera le preguntó si había muchos registros de mellizos en su récord familiar, pues su tercer embarazo también era de mellizos. Eso haría una suma total de 5 hijos.

Quizá te interese: Ella esperaba cuatrillizos. Pero los doctores le dieron una noticia que la desarmó por completo…

No obstante, en una de los chequeos posteriores de rutina, la enfermera descubrió algo que ninguno de los dos padres se esperaba. Tendría que comprar una unidad más de todo lo que ya habían comprado, pues se les unía un miembro más a su familia. El embarazo de Nia no era de mellizos, sino de trillizos. A pesar de que la enfermera fue muy sutil para darle la noticia, Nia no salía de su estado de shock.

En realidad, hay tres bebés en tu estómago. Bebé A, Bebé B y Bebé C.

La verdad, los embarazos de trillizos no son muy comunes, sobre todo luego de hacer tenido un embarazo natural, menos aún cuando se trata de madres que ya han tenido un embarazo de mellizos. Así que, como en muchos acontecimientos de este estilo, buscaron la explicación médica. Resulta que Nia tiene una anomalía que se llama hiperovulación, lo que quiere decir que varios óvulos se liberan al mismo tiempo, lo que favorece una fecundación múltiple.

Nia buscó la manera de darle la noticia a su esposo y, aunque sabía que iba a quedar impactado por el reto que implica criar a tantos hijos, todos pequeños, también estaba segura de que iba a estar tan feliz como ella. Así que para evitarse las palabras, dejó que los hechos hablasen por sí solos. Robert entró a la sala, ella le señaló la pantalla donde se veía la ecografía y, acto seguido, Robert cayó tendido en el piso por el shock.

Me desmayé. Me caí, mire varias veces y me di cuenta de que no estaba soñando.

La pareja se dedicó a cuidar el vientre concurrido de mami y a tratar de adivinar si serían niños o niñas. Por obvias razones, les interesaba más que el sexo fuese femenino, pues ya contaban con tres varones en su hogar. Para su sorpresa, se les concedió su deseo, pues el cromosoma XX predominó en la concepción. Las trillizas fueron todas niñas y ahora no dejan de presumirlas, junto al resto de su hermosa familia, en sus redes sociales. El orgulloso padre afirma:

La casa oficialmente está balanceada ahora, como los niños van a estar alrededor de su madre. La quieren defender. No la regalan un segundo, va ser difícil para ella hacer algo sola. Ahora yo tengo mi pequeño combo. Ellas me van a seguir, me van a proteger y cuidar.

Quizá te interese: Ambos son blancos, pero cuando ella dio a luz a trillizos de color, nadie pudo entender…

Fuente: Facebook