NOTICIAS

Sarna: descripción, síntomas, contagio y tratamientos de esta molesta afección de la piel

March 22, 2018 00:27

La sarna es una afección de la piel producida por un ácaro microscópico que la atraviesa. El nombre científico del pequeño organismo es Sarcoptes scabei, el cual provoca una infección en la piel y, aunque no es visible a simple vista, genera una picazón intensa e insoportable. La infección se produce cuando se entra en contacto con alguien contagiado y el ácaro inicia su expansión a través de la excavación de túneles en la capa más superficial de la piel. El parásito hembra pone en  de 2 a 3 huevos por día, los cuales tardan 10 días en nacer y volverse ácaros que también podrán huevos.

Se trata de una enfermedad incómoda que, aunque no se considera peligrosa, los ácaros que la producen pueden liberar sustancias que debilitan en sistema inmunológico. De hecho, en personas con un estado de salud débil, puede afectarles los riñones o el corazón.

Los síntomas de la sarna aparecen entre 1 y 4 días después del momento de la infección y pueden incluir algunas de las siguientes manifestaciones:

-Irritación y erupción.

-Picazón intensa.

-Llagas producto de la comezón.

La manifestación más palpable es el sarpullido y los túneles diminutos que quedan luego del paso de los ácaros; sin embargo, los médicos afirman que sin una sospecha fuerte de la sarna, a veces es un poco difícil para ellos acertar con el diagnóstico.

Quizá te interese: El herpes zoster o culebrilla: una erupción cutánea que debe ser tratada por un médico y no un brujo

En cuanto al contagio, el medio principal es a través del contacto de la piel, pero también puede contagiarse por medio de ropa, sábanas, toallas o fibras en general. Sin embargo, no sucede a causa de un contacto puntual, como abrazarse o darse la mano, sino que éste debe ser más prolongado.

El tratamiento para esta afección normalmente está basado en lociones tópicas que contengan permetrina, la  misma que se utiliza para tratar los piojos. No obstante, con el paso del tiempo, los ácaros se han hecho mucho más resistentes a los fármacos que se emplean para combatirlos; por ende, se han realizado estudios para probar nuevos tratamientos.

En este sentido, se ha descubierto que el té de árbol es una alternativa excelente para prevenir la enfermedad. Además de eso, recomiendan lavar la ropa, toallas y sábanas de una persona contagiada con agua caliente y secarlas en secadora como precauciones esenciales.

Fuente: Saber Vivir

Quizá te interese: Parásitos Intestinales: causas, síntomas, factores de riesgo y tratamiento

Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.