FAMILIA Y NIÑOS

Fotógrafa captura las miradas despectivas de la gente en la calle ante su propia obesidad

March 7, 2018 23:36

Es un hecho innegable que la humanidad ha avanzado en múltiples aspectos realmente sustanciales para su evolución. Tecnológicamente, no somos ni la sombra de lo que éramos hace 50 años; socialmente, las mujeres y las personas de color ya no tienen las mismas limitaciones que en aquella época, al menos no en la misma magnitud; políticamente, son muchos los regímenes que han caído para dar paso a la libertad. No obstante, humanamente, nuestros avances individuales no han sido tan destacados.

Así lo comprobó la fotógrafa Haley Morris-Cafiero, quien nunca se imaginó que su proyecto fotográfico podía alcanzar una importancia tan relevante. En el año 2010, Haley se tomó una foto en las escaletas del Times Square, pero cuando revisó la foto, se dio cuenta de que detrás de ella había un hombre que la miraba fijamente, con mirada de rechazo, mientras ella posaba desprevenida.

Dada esta situación, a Haley le causó curiosidad saber cómo la habían estado mirando en otras situaciones cotidianas. Así pues, la fotógrafa se dedicó a explorar las reacciones humanas ante su exceso de peso por medio de la ayuda oportuna de su cámara a fin de probar la ausencia casi total de la sensibilidad en los seres autodenominados “los más inteligentes del planeta”.

Su proyecto consistía en tomarse fotos en lugares que resultarían comunes para la mayoría, pero que, para ella, siempre habían representando un sinónimo de incomodidad. Lo denominó Wait Watchers (Esperen, observadores), y su objetivo principal es captar la reacción de los demás ante la presencia de una persona obesa.

Quizá te interese: Cambió radicalmente su estilo de vida para combatir la obesidad, la diabetes y la hipertensión

Para lograr su objetivo, Haley simplemente ubicó un trípode en mitad de la escena y se ubicaba lo suficientemente lejos como para alcanzar a tomar las caras de las personas que pasasen a su alrededor. Los resultados que obtuvo, la verdad, no le sorprendieron en lo absoluto.

A lo largo de sus fotografías, se puede palpar la crudeza y el desdén con el que el común denominador lanza miradas cargadas de juicios de valor a las personas que sufren de exceso de peso.

Cabe destacar que Haley nunca hizo uso de elementos llamativos, como ropa colorida, artículos ruidosos ni poses extravagantes; ella se paraba ante la cámara y hacía cosas totalmente normales, como las que haría cualquier persona delgada, pero a la cual, seguramente, no le lanzarían esas miradas.

Luego de publicar sus fotos, muchos le ofrecieron a Haley comentarios de apoyo, pues su proyecto era realmente innovador, además de muy original y efectivo. La fotógrafa tuvo la oportunidad de llegar a exhibir sus fotos en una galería, en la que los asistentes podían apreciar su trabajo mucho más de cerca.

Su éxito la ayudó a recuperar su autoestima, a amar su cuerpo y a sentirse motivada con su proyecto. La chica había sufrido de trastornos alimenticios en el pasado y sufre de hipotiroidismo, un descontrol hormonal que produce su peso elevado incontrolable, y aunque ha afirmado que le da igual lo que los demás piensen de ella, le gusta poder generar conciencia, motivar a otros y hacerles la guerra a las críticas.

Fuente: Ok Chicas

Quizá te interese: 4 miembros de una familia china pasaron de la obesidad a “no es cierto”, en tan sólo 6 meses