NOTICIAS

Esta foto fue finalista de un prestigioso concurso, pero el fotógrafo afirma que nunca debió existir

September 28, 2017 03:56

Anualmente, el Museo de Historia Natural de Londres abre un concurso de fotografía de vida silvestre en el que participan miles de fotógrafos profesionales y aficionados. Las fotografías ganadoras son expuestas en la sede del museo y posteriormente son exhibidas en diferentes espacios a lo largo del Reino Unido. Este año se celebra la versión número 53 del concurso y una de las fotografías finalistas ha causado gran revuelo en las redes sociales.

Recomendado: Esta chica tiene un don: junto a ella, hasta el más temible león se comporta como un tierno gatito

El joven fotógrafo Justin Hofman se encontraba de viaje en Indonesia cuando presenció la conmovedora escena. Justin estaba sumergido en el océano cuando vio un pequeño caballito de mar aferrándose a un trozo de alga. En ese momento, una corriente marina llena de residuos lo golpeó y, para protegerse, el caballito de mar decidió tomar con su cola un hisopo. Hofman supo inmediatamente que debía capturar ese instante.

Tras compartir la fotografía en su cuenta de Instagram, la imagen se convirtió en un grito de denuncia en contra de la contaminación de los océanos y desde entonces no ha dejado de ser noticia. Muchas personas han encontrado en esta imagen la prueba de que nuestras acciones afectan las diferentes formas de vida del planeta y de que debemos pensar en transformar nuestra relación con la naturaleza.

Recomendado: Este lago es tan fascinante como mortal: por un lado el agua del fondo es peligrosa y, por otro, ¡hay cientos de medusas al acecho!

El mismo autor expresó su asco y frustración al presenciar la corriente de basura que arremetió contra el pequeño caballito de mar y agregó que en sus múltiples viajes alrededor del mundo, no ha encontrado un solo lugar en el que no sea evidente el rastro de residuos que deja el ser humano a su paso.

La fotografía, titulada “Surfista de aguas negras”, será expuesta a partir del 20 de Octubre en el Museo de Historia Natural de Londres.

Fuente: planetacurioso.com