NOTICIAS

8 razones que ilustran el tremendo error que significa prestar dinero a familiares o amigos

October 1, 2017 22:40

Es claro que todos deseamos lo mejor para nuestros familiares y amigos cercanos, en todo aspecto. El aspecto financiero es uno de los que más suele importarnos de nuestros seres queridos y muchas veces, buscamos su apoyo de alguna forma u otra. Sin embargo, este apoyo debería solo limitarse a consejos o trucos, pues prestar o pedir dinero (en cualquier cantidad) a familiares o amigos suele traer como consecuencia varios problemas muy incómodos.

Estas son las 8 razones por las cuales no debes pedir o prestar dinero a tus personas cercanas:

1. No hay fecha límite de pago

Debido a la informalidad de éstos préstamos, las partes involucradas no llegan a un acuerdo sobre la fecha máxima de devolución del dinero o sobre la periodicidad del pago. Esto causa estrés en el prestamista, pues no sabe cuándo tendrá su dinero de vuelta y en el que recibió el dinero, pues no sabe si el dueño necesita su dinero urgentemente. Además, no hay intereses y en ocasiones, la parte que recibió el dinero no tiene como prioridad devolver el préstamo.

2. Es incómodo pedir el dinero de vuelta

Debido a que el préstamo es entre personas que se estiman, aquel que presta el dinero no quiere hacer sentir incómoda a la otra parte. Muchas veces, esto resulta en que ambas personas se evitan para así no tocar el tema, lo que puede causar situaciones incómodas en reuniones familiares o alejamiento entre dos personas que normalmente eran muy cercanas.

3. El prestatario se siente comprometido con el prestamista

Dicen las Escrituras que "los deudores son esclavos de sus acreedores", y muchas veces es cierto. La persona que recibió el dinero puede sentirse compelida a complacer a la otra y evitar cualquier desacuerdo o discusión.

Más sobre finanzas: 6 errores económicos que no te permiten alcanzar la estabilidad financiera que deseas

4. Aquel que pide una vez, puede que pida de nuevo

Así es, si un familiar o amigo te pidió dinero prestado en una ocasión y todo salió bien para esta persona, es probable que acuda a ti de nuevo por más.

5. Con el préstamo puede que no se esté ayudando sino perjudicando

Hay muchas razones legítimas para pedir dinero prestado. Sin embargo, si el caso de tu ser querido es que no hace correctamente un presupuesto, no controla sus gastos de tarjeta de crédito o no trabaja lo suficiente; es importante aclararle que prestarle dinero no va a solucionar su problema y más bien ayudarlo a aprender a mejorar la situación.

6. Prestar dinero sin intereses, sale caro

Como cobrar intereses en un préstamo familiar suele ser extraño y hasta mal visto, no suele hacerse. Es por ello que prestar dinero sin intereses, cuesta dinero, ya que cualquier tipo de "inversión" o hasta dejar el dinero en el banco, suele al menos generar pequeños dividendos que de ninguna forma generan los préstamos informales.

7. Puede que realmente necesitarás ese dinero que prestaste

¿Y qué si pasa una emergencia o una pérdida inesperada de empleo o una baja de la clientela? Si prestar dinero significa quedarnos sin nuestro fondo de emergencia, debemos ser claros y firmes en decir: no.

Mira también: Ellas son las 10 mujeres más ricas del mundo y no por su cara bonita, ¡sino por su esfuerzo!

8. Es posible perder el dinero y la amistad

Si el prestatario no cumple con su parte en el préstamo, la relación nunca volverá a ser lo que era antes.

Como en todas las cosas de la vida, dejar todo claro desde un principio evita muchos problemas. Los temas del dinero y la familia son delicados y deben ser tratados con mucha atención. Muchas veces, el decir que no a un ser amado puede significar más amor que un sí que no queremos dar.

Fuente: Money Crashers